05 de abril de 2020 notifications search
menu
Meta

José Altuve y Alex Bregman hablan por primera vez de la polémica

Se disculpan por robo de señales

AGENCIAS
viernes 14 de febrero 2020, actualizada 7:55 am

El venezolano José Altuve y el estadounidense Alex Bregman se disculparon públicamente por su participación en el escándalo de trampas y robo de señales con los Astros de Houston.

Ambos expresaron su arrepentimiento y coincidieron en afirmar que todos los miembros de la plantilla que lideran están enfocados para destacar en la temporada de 2020.

"Nuestro equipo está decidido a seguir adelante, jugar con intensidad y traer el campeonato de nuevo en esta temporada 2020", manifestó Altuve.

El venezolano explicó que los integrantes del equipo se reunieron la noche del miércoles e indicó que todo el club se siente "arrepentido" por las acciones del robo ilegal de señales a los receptores de los equipos rivales.

"Como equipo estamos concentrados en seguir adelante en la temporada 2020", declaró Bregman.

"Aprendí de todo esto y espero volver a ganarme la confianza de todos los aficionados", añadió el tercera base.

El escándalo ocurrió durante la temporada de 2017, cuando los Astros conquistaron el título de la Serie Mundial, el primero de su historia.

El propietario del equipo, Jim Crane, y el nuevo manejador de los Astros, Dusty Baker, dijeron que la organización ha aceptado la responsabilidad y las consecuencias, pero también trabajaban para que hechos similares no vuelvan a repetirse.

"No podemos dar marcha atrás con lo que pasó", lamentó Crane.

El escándalo quedó al descubierto cuando la Comisión de las Grandes Ligas publicó el resultado de una investigación que confirmó el uso de la tecnología por parte de los Astros para anticiparse a las señas de los equipos rivales en 2017, año en el que los de Houston conquistaron su única Serie Mundial.

41

DÍAS

faltan para el arranque

de la nueva temporada

en las Grandes Ligas.

Por estas trampas muchos aficionados pidieron que se quitara el trofeo a los Astros, lo que fue descartado por el Comisionado de las Grandes Ligas.

Las autoridades optaron por suspender al manager A.J. Hinch y al gerente Jeff Luhnow pero a continuación fueron destituidos por los directivos de los Astros.

En forma simultánea los Medias Rojas de Boston despidieron a Alex Cora y los Mets de Nueva York a Carlos Beltrán, quienes integraban el equipo de Astros en 2017.

SE ARREPIENTEN, PERO NIEGAN USAR DISPOSITIVOS

El campocorto puertorriqueño Carlos Correa y el veterano lanzador Justin Verlander mostraron su arrepentimiento por la implicación en el escándalo del robo de señales que los Astros protagonizó en 2017.

A la vez negaron categóricamente que luego utilizaran dispositivos electrónicos bajo sus uniformes para recibir avisos sobre los lanzamientos que les iban a realizar los serpentineros rivales.

"No, no. Eso es mentira", exclamó Corra al comentar el asunto de las especulaciones sobre los dispositivos. "Lo sabemos 100% como equipo. Y les puedo decir que si estoy mintiendo aquí, pierdo credibilidad. Ustedes me conocen. Quiero decir la verdad cada vez que hablo con ustedes. (Lo de los dispositivos) es falso. Nadie tenía nada puesto. ¿2018? Nada. ¿2019? Nada".

Por su parte, Verlander reconoció que tendría que haber expresado su disconformidad con lo que estaba sucediendo, pero no lo hizo, algo de lo que se arrepentía.

"Una vez que pasó un tiempo y entendí lo que estaba sucediendo, tendría que haber dicho más", admitió Verlander. "No puedo regresar y revertir mi decisión. Ojalá hubiera dicho más y no lo hice".

COLE SIGUE EN LA MIRA

Durante la jornada en que cumplió su primer entrenamiento con los Yanquis de Nueva York, Gerrit Cole debió hablar de lo que sabía o no sobre los Astros de Houston.

Nueva York cayó ante Houston en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, tanto en 2017 como en 2019. Cole dijo que está dispuesto a hablar de la situación que vivió en los Astros si sus nuevos compañeros se lo piden.

"Simplemente les daré una respuesta honesta, que es la de que yo no tenía idea de nada de lo que ocurrió, ni vi nada de eso", comentó Cole. "Así que no pienso realmente que tenga mucho de qué disculparme".

Contratado por nueve años y 324 millones de dólares, un récord para un lanzador, Cole se entrenó el jueves en los jardines, con otros integrantes de Nueva York. Vestía los pantalones con delgadas rayas negras, así como una camiseta oscura de prácticas, con el 45 en el dorsal.

Las actividades incluyeron el fildeo de roletas en el montículo y tiros en los jardines.

"He estado esperando esto con algo de ansias", dijo Cole durante una conferencia de prensa posterior al entrenamiento. "Sólo me emociona estar acá. Me fascina esta nueva aventura. Hay muchas buenas vibras, mucha emoción, y lo estoy pasando bien".

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA