01 de junio de 2020 notifications search
menu

En pausa, la vida nocturna en La Laguna

Previo a que se emitiera la orden de cerrar todos los establecimientos, los propietarios manifestaron su preocupación por el impacto negativo que tendrán y las pérdidas que ocasionará la contingencia por el virus.
Se estima que en unas tres semanas comience a regularizarse la situación, que las autoridades levanten la contingencia sanitaria y que el Paseo Morelos, como otros espacios de la ciudad, vuelva a recobrar la 'vida'.
El Paseo Morelos, uno de los puntos de la ciudad que regularmente registran gran “movimiento” los fines de semana, lució prácticamente solo debido a la contingencia por el COVID-19; solo se observó a una o dos personas caminando o sentadas en las bancas de concreto.
La avenida Morelos, el distrito Colón y los alrededores, se observaron sin visitantes, quienes se resguardaron en sus viviendas para evitar contagios. En la zona se observó paseando una mascota sin su dueño.
Por disposición de las autoridades, todos los bares, cantinas y otro tipo de sitios de entretenimiento nocturno se encuentran cerrados para evitar contagios, pues cada fin de semana concentran una gran cantidad de personas; de no acatar la disposición, el Estado informó que se aplicarían sanciones.
Salvo dos o tres negocios de comida que se ubican sobre el Paseo Morelos, la mayoría dejó de funcionar. En los restaurantes abiertos se observaron muy pocos clientes, por lo que los dueños manifestaron su preocupación por las pérdidas que les generará la contingencia, que se estima permanecerá por varias semanas.