22 de octubre de 2020 notifications search
menu
Torreón

Cambiarán tecnología en planta tratadora de Torreón

La propuesta más viable es Ecoagua

YOLANDA ALONSO/EL SIGLO DE TORREÓN/TORREÓN, COAH.-
miércoles 30 de julio 2014, actualizada 9:32 pm


Este año se concretará el cambio de tecnología en la planta tratadora de aguas residuales de Torreón.

Del sistema de lagunas de oxidación que se utiliza ahora, el nuevo método de tratamiento de las aguas negras pasará al de Lodos Activados que permitirá el Simas cumplir con la Norma Oficial Mexicana NOM-001-002 SEMARNAT.

Pero además, con la nueva planta tratadora, podrá lograr la producción de agua para procesos industriales, lo que hasta ahora solamente ha podido llegar al tratamiento de aguas para usos industriales como aseo y riego de áreas verdes.

El alcalde se reunió con miembros del Consejo Directivo del Simas que preside Raúl Albéniz Ramírez.

El alcalde declaró al respecto que “ hemos tenido reuniones con miembros del Consejo para analizar el tema del cambio de tecnología de la planta tratadora y la decisión se debe tomar pronto’’.

Dice que hasta ahora “ la propuesta más conveniente ha sido la presentada por Ecoagua en razón de dos factores en los que lleva ventaja’’.

Por su parte, Raúl Albeniz Ramírez presidente del Consejo Directivo expresó que “estamos en proceso de evaluación, analizando lo legal, técnico y sobre todo cómo sentar nuevas bases de negociación’’.

A Ecoagua, el Simas podría empezar a abonarle en los próximos meses, para evitar mayor endeudamiento.

Ecoagua que es la concesionaria de la planta de tratamiento ubicada en el ejido Rancho Alegre, le restan seis años de la concesión.

Se le adeudan alrededor de 300 millones de pesos entre abonos mensuales que no recibe desde hace más de dos años, además del crédito por la construcción de las instalaciones.

Explica el presidente municipal que considerar una eventual cancelación anticipada de la concesión implicaría un proceso jurídico largo y costoso. “Y no lo digo yo, ya existe un dictamen emitido en una auditoría realizada por la Auditoría Superior del Estado donde se analizó el caso’’.

Hay dos ventajas puntuales que derivaría el cambio de tecnología de la planta.

Operaría sobre una menor cantidad de hectáreas y el resto del terreno se podría vender para recapitalizar al Simas.

Además se abriría la puerta para comenzar a trabajar el mercado de las aguas tratadas para venderlas a la industria.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA