20 de agosto de 2019 notifications search
menu
Salud

Persisten diabetes e hipertensión por falta de ejercicio

NOTIMEX
martes 04 de julio 2017, actualizada 9:28 am

El investigador del Instituto Nacional de Salud Pública, Armando Arredondo, indicó que lograr que la población deje su vida “pasiva” y haga más actividad física de manera regular sigue como uno de los más grandes desafíos en materia de salud en México.

“Aún no se ha logrado que la sociedad asuma mayor conciencia en su autocuidado y prevención, pues el estilo pasivo actual no ha permitido revertir las cifras de incidencia en enfermedades crónicas, principalmente la diabetes e hipertensión”, precisó durante la presentación de su libro Retos y Desafíos de Enfermedades Crónicas en México. Una perspectiva para la evaluación en sistemas de salud.

Durante la actividad, el especialista advirtió que para que México pueda avanzar en materia de salud es necesario modificar el rol de la sociedad, esto es que pueda pasar de su papel “no pro-activo” a ser el principal protagonista de los nuevos programas y políticas de salud en los estados.

“Mucho dependerá en el futuro de que el paciente asuma mayor acción y compromiso hacia cambios en los estilos de vida, en el manejo, control y desarrollo de acciones para coadyuvar en la prevención de nuevos casos y controlar los actuales”, recalcó.

Armando Arredondo explicó que su libro presenta resultados de investigación que se llevaron a cabo en cinco entidades que son Jalisco, Hidalgo, Morelos, Sinaloa y Yucatán.

“Estas entidades presentan la mayor carga de los dos padecimientos tipo crónico degenerativo a nivel nacional que son la diabetes e hipertensión”, abundó.

El análisis, que ofrece gráficas, estadísticas y muestreos, se centra en la diabetes e hipertensión, que hoy por hoy son la principal causa de servicio de salud en las entidades donde se realizó el muestreo, con un 10 ó 15 por ciento de incidencia sobre la población de dichas zonas.

El libro es producto de proyectos de investigación del Instituto Nacional de Salud Pública, en colaboración con la Universidad Autónoma de Yucatan (UADY), el Hospital Regional de Alta Especialidad, la Secretaría de Salud de Yucatán, así como de instancias de Jalisco, Hidalgo, Morelos y Sinaloa.

“El problema de estas enfermedades, son las complicaciones que provocan discapacidad ya sea temporal, permanente o muerte prematura y eso repercute en términos de productividad social del individuo y la familia”, subrayó.

El libro, que se presentó en la Facultad de Medicina de esta casa de estudios, es una co-edición de la UADY, la Universidad de Montreal, Canadá y del Instituto Nacional de Salud Pública.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA