08 de diciembre de 2019 notifications search
menu
Piedras Negras

Continúan con investigación para esclarecer homicidio de migrante

RENÉ ARELLANO / EL SIGLO COAHUILA / PIEDRAS NEGRAS
miércoles 16 de enero 2019, actualizada 4:43 pm

La Fiscalía General del Estado en la región norte I, continúa con las investigaciones correspondientes para esclarecer el asesinato de un migrante originario de Honduras, registrado el pasado domingo pasado en un albergue temporal que se localiza en el ejido Piedras Negras. Derivado de una riña donde los participantes consumieron bebidas embriagantes.

Hasta el momento, tampoco se ha logrado la identificación plena de la persona fallecida, a la cual solo se le conocía por el nombre de Jesús, aunque según las indagatorias realizadas por elementos de la Agencia de Investigación criminal, se pudo establecer que es un migrante originario de Honduras.

Los hechos en los que perdió la vida dicha persona, ocurrieron la noche del sábado 12 de enero del año en curso, en un rancho denominado El Caporal, también es utilizado como albergue temporal, ubicado en el ejido Piedras Negras.

Carlos Francisco López Reyes, propietario del rancho y pastor de una iglesia cristiana, dio a conocer en su momento a las autoridades, que la tarde del sábado llevó a siete migrantes centroamericanos para darles albergue temporal.

Sin embargo, la tarde del domingo acudió al lugar y encontró el cuerpo sin vida de Jesús “N”, completamente ensangrentado, mientras que el resto de los inmigrantes se habían retirado del lugar; desconociendo el paradero de los mismos.

Dicha persona falleció a consecuencia de las múltiples lesiones que presentó, particularmente en su cráneo, y las cuales se presume fueron provocadas con un machete, presuntamente como resultado de una riña entre los inmigrantes centroamericanos y quienes estuvieron consumiendo bebidas embriagantes.

Según los datos generados tras la realización de la autopsia de ley, se pudo establecer que la víctima presentaba múltiples heridas producidas con un machete, varias de ellas en la cabeza y algunas otras en brazos y piernas, lo que indica que la víctima pretendió protegerse o defenderse con sus extremidades inferiores y superiores.

Dado que hasta el momento no se ha logrado la identificación plena del migrante asesinado, la FGE solicitará el apoyo de las autoridades del Consulado de la República de Honduras, con la finalidad de poder lograr establecer su identidad.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA