23 de septiembre de 2019 notifications search
menu
Meta

Guerreros desatan su 'furia'

Santos está en semifinales de CCL

AARÓN ARGUIJO GAMIOCHIPI / EL SIGLO COAHUILA
miércoles 13 de marzo 2019, actualizada 8:19 am

Nueve minutos le bastaron anoche a los Guerreros del Santos Laguna para anotar cuatro goles y matar las esperanzas del New York Red Bulls, sellando su boleto a las semifinales de la Liga de Campeones de la Concacaf, ronda en la que se medirán a Tigres de la UANL.

En partido de vuelta de la ronda de cuartos de final, celebrado en el estadio Corona, los Guerreros sufrieron durante 70 minutos, pero una vez anotando su primer gol, sacaron a relucir el poderío ofensivo y prácticamente noquearon al conjunto visitante, venciéndolo por marcador de 4-2 (6-2 global).

Brian Lozano, en dos ocasiones, Javier Abella y Diego Valdés marcaron por Santos Laguna; Omir Fernández y Danny Royer habían hecho los goles del equipo visitante.

Apenas se estaban acomodando en sus asientos los aficionados y ya los neoyorkinos habían dado la primera sorpresa de la noche, adelantándose en el marcador tras una buena jugada colectiva que definió el mediocampista Omir Fernández.

Con un pase filtrado de Alejandro "Kaku" Romero, ganó Danny Royer las espaldas a la defensa Albiverde, para lanzar un centro raso y potente hacia el corazón del área chica, donde el nacido en el Bronx, Fernández, se anticipó a defensores y al guardameta, para con la punta del zapato desviar el balón hacia el fondo de las redes y adelantar a los Red Bulls cuando el cronómetro marcaba apenas 3 minutos de juego.

redbulls-santos

El equipo estadounidense del New York Red Bulls sorprendió al irse arriba en el marcador por dos goles a cero. (Ernesto Ramírez)

Dieron así el primer paso los visitantes, en el trámite del partido que mejor les convenía, pero no se conformaron con eso, ya que lograron su segunda anotación apenas cinco minutos más tarde, con lo que empataron el marcador global. Otra vez fue mediante un pase filtrado hacia la punta izquierda del área, donde Romero cedió para Bradley Wright - Phillips, al área chica, pero de espaldas al arco, por lo que de manera inteligente, cedió al austriaco Royer, quien de frente al arco, fusiló con un derechazo que venció a Jonathan Orozco, pasando el balón entre sus piernas, para gestar la sorpresa del equipo de la MLS.

Los Guerreros se vieron aturdidos ante los dos golpes prematuros del equipo estadounidense, pero en base a su velocidad en ofensiva, intentaron anotar un gol que les devolviera la ventaja en el global, teniendo Julio Furch una buena chance al rematar de cabeza un tiro de esquina, pero el balón golpeó en el travesaño. Pero la más clara de la primera parte, la tuvo el argentino Javier Correa, quien recibió el balón a la entrada del área, "mano a mano" con el guardameta Luis Robles, quien aguantó perfecto la definición del sudamericano con pierna derecha, para desviar el esférico y negar la anotación al cuadro local.

A pesar del agobio santista, que fue bien soportado por el equipo visitante, no cayó el gol Albiverde durante la primera mitad, ganando en confianza el cuadro neoyorkino y creciendo el nerviosismo entre los aficionados, quienes vertieron abucheos ante la retirada de los jugadores hacia el vestidor. Todavía en el inicio del segundo lapso, los Guerreros siguieron tocando la puerta de los Red Bulls, pero la defensiva neoyorkina mostró buen oficio y una actitud aguerrida, manteniendo su arco en cero.

Sin embargo, la insistencia y la calidad santista, terminaron por imponerse cuando el reloj llegó a los 71 minutos y el estadio explotó en júbilo, provocado por un tremendo disparo del capitán José Javier Abella. Fue la entrada del colombiano Deinner Quiñones, lo que revolucionó el ataque lagunero, precisamente el moreno jugador encaró a los defensores del cuadro neoyorkino a la altura de la media luna, cediendo a Abella que entró a velocidad por la punta de la derecha, para definir de primera intención, cruzado, arriba, dejando sin oportunidad al arquero para desencadenar un eufórico festejo.

abella

El defensa Javier Abella anotó el primer gol santista y patéo un banderín de tiro de esquina por la emoción. (Ernesto Ramírez)

Fue solamente el inicio de la fiesta, ya que los Guerreros tomaron inspiración para mostrar su calidad y anotar un gol tras otro, hasta lograr la victoria con gran autoridad. Otra vez Quiñones guió el ataque lagunero, penetrando por el centro del campo para ceder por izquierda a Diego Valdés, quien de primera intención envió el balón a la punta del área chica, llegando a la cita Brian Lozano para anticipar la salida del portero y enviar la pelota al fondo de las redes, empatando el partido y prácticamente sentenciando la serie.

Todavía, al minuto 79, el chileno Valdés definió una buena jugada colectiva, en la que Correa habilitó a Quiñones, quien sacó al guardameta de su arco, quedó el colombiano sin ángulo de disparo, pero ubicó a Valdés a la altura del punto de penalti, el chileno bajó el balón con el pecho y ante la salida del portero, definió suave hacia la derecha, para hacer explotar una vez más al estadio.

Los Guerreros sellaron su boleto hacia semifinales, con el gol más espectacular de la noche, obra del "Huevo" Lozano, quien tras un rebote de la ofensiva neoyorkina, tomó el balón y observó adelantado al arquero, decidiendo patear desde su propia cancha, en el círculo central, para clarear a Robles y marcar un golazo que fue gritado al máximo por parte de los aficionados, iniciando entonces la celebración y rubricando la voltereta que se gestó en solamente 9 minutos.

Con un New York Red Bulls completamente desesperado, pero falto de idea ofensiva tras el contraataque santista que los dejó al borde del nocaut, el resto del partido fue mero trámite con pocas aproximaciones en ambas porterías.

Llegó el silbatazo final del panameño John Pitti y la afición despidió con júbilo a sus Guerreros, que supieron reponerse a un complicado inicio para al final lograr un 6-2, en el marcador global.

Santos iniciará esta mañana, en el TSM, sus entrenamientos de cara al duelo de la jornada 11 de la Liga MX, ante los Rayos del Necaxa.

En corto

- Durante el transcurso del partido, jugadores del equipo neoyorkino solicitaron agua en repetidas ocasiones.

- La "lluvia lagunera" fue constante durante todo el encuentro, llegando a mover el balón cuando los jugadores se disponían a cobrar tiros libres.

- El defensa Michael Murillo había sido votado "Jugador más valioso" mediante redes sociales, pero al final ese reconocimiento recayó en Brian Lozano.

- Al término del partido se puso en marcha la venta especial de boletos para las semifinales, venta a la que tuvieron acceso los poseedores de abonos.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA