19 de septiembre de 2019 notifications search
menu
Monclova

CFE depende de gas de EU para electricidad

SERGIO A. RODRÍGUEZ / EL SIGLO COAHUILA / MONCLOVA
domingo 17 de marzo 2019, actualizada 12:16 pm

México depende en más de un 50 por ciento de gas importado de Estados Unidos para producir electricidad, "y se necesita construir una autosuficiencia" para no depender del país del norte, señaló el Senador Armando Guadiana en una carta a la Secretaría de Energía (Sener).

El documento está dirigido a Mariana Trejo Flores, Directora General de Vinculación Institucional de la Sener, en relación a la respuesta que ella dio el cinco de febrero al Congreso de Coahuila sobre los resolutivos del Congreso Local.

El parlamentario calificó como crítica la situación de Comisión Federal de Electricidad para generar energía con autonomía nacional: depende de Estados Unidos para abastecer de luz a más de la mitad del país.

En la misiva señala por otro lado que si CFE cancela o interrumpe las compras de carbón mineral -la opción más viable para obtener la autonomía energética- se colapsaría el sector minero y se destruiría la economía de las regiones de Coahuila, de la cual dependen más de 10 mil familias y se cerraría definitivamente la cadena productiva mexicana del carburo fósil.

El legislador, presidente de la Comisión de Energía del Senado de la República, señaló que es preocupante la realidad del sector eléctrico mexicano, que depende "precariamente de las importaciones de gas de Estados Unidos en más de un 50 por ciento".

Dijo que es crítico el papel de las centrales eléctricas de carbón para garantizar la soberanía energética de México. Según estudios del Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional (Prodesen), en 2018 más del 60 por ciento de la electricidad del país se generó con gas importado de la unión americana.

El resto fue generado en cuatro grandes categorías, la primera con centrales de combustóleo, la segunda con centrales hidroeléctricas, la tercera con centrales carboeléctricas y finalmente la última con diferentes tipos de tecnologías, como la nuclear, la eólica, la geotérmica, la de combustión interna, de lecho fluidozado, de cogeneración y la bioenergía.

Advirtió que en caso de que fallara el gas, ninguna de estas cuatro fuentes de energía tiene la capacidad para hacer frente al suministro de energía de todo el país.

Expuso que la venta de gas de Estados Unidos a México pudiera revertirse de manera repentina y México quedaría en una precaria situación. El país tiene pocas opciones con recursos locales para acompañar el incremento anual de la demanda de electricidad, que en promedio es de un tres por ciento por año.

El país consume 330 terawatts anuales de electricidad, y las energías alternas apenas aportan 50, abundó. Un terawatt equivale a un millón de millones de watts.

Indicó que de todas las energías "la nuclear es demasiado cara para México y las únicas fuentes renovables o limpias que pueden continuar desarrollándose son la solar y la eólica. Sin embargo su construcción y despliegue es lento y presenta fuerte resistencia social para su expansión como está sucediendo en la península de Yucatán", explicó.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA