22 de agosto de 2019 notifications search
menu
Piedras Negras

Declaran culpable al padre Meño una vez más

RENÉ ARELLANO / EL SIGLO COAHUILA
viernes 03 de mayo 2019, actualizada 8:41 am

El Tribunal de Juicio Oral nuevamente emitió un fallo condenatorio contra Juan Manuel Riojas Martínez, conocido como el padre Meño, tras reponer esta fase del juicio, tal y como lo ordenó el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Coahuila, tras resolver el recurso de apelación presentado por la defensa particular del sacerdote.

Luego de un receso de más de cinco horas , los tres jueces que conforman el Tribunal de Juicio Oral reanudaron la audiencia y ante una sala de juicio oral abarrotada con familiares del padre Meño, dieron a conocer el nuevo fallo.

El fallo fue emitido por unanimidad y se ha citado para el próximo lunes 13 de mayo a las 11 de la mañana, para dar a conocer la sentencia en contra de Riojas Martínez, por los delitos de violación calificada y violación en grado de tentativa.

Para ello, el Tribunal de Juicio Oral pidió que se citará a los testigos que participaron en dicha etapa del proceso en el juicio anterior, pues deberán presentarse nuevamente, dado que se repuso dicha parte del proceso.

Antecedentes

El caso del Padre "Meño" salió a la luz pública en marzo de 2017 cuando la Diócesis de Piedras Negras presentó una denuncia en contra del sacerdote, derivado de la presentación de una declaración por escrito de un seminarista que estudiaba en Allende, Nuevo León, y donde relató que cuando estudió en el seminario de Piedras Negras fue víctima de abuso por parte del Padre "Meño", quien se desempeñaba como director del seminario.

Inicialmente, el seminarista dio a conocer lo sucedido de forma anónima a medios de comunicación local y posteriormente reveló su identidad públicamente, identificándose como Javier Calzada Tamez, quien relató que los hechos ocurrieron cuando éste era menor de edad y tras haber ingresado al Seminario de Piedras Negras.

Prácticamente dos meses después, un exseminarista de Piedras Negras presentó una segunda denuncia por el mismo delito en contra del mismo sacerdote, por hechos ocurridos cuando tenía 15 años y estudiaba en el mismo seminario de Piedras Negras, argumentando que el sacerdote Riojas Martínez era guía espiritual en el seminario.

En su momento, Calzada Tamez argumentó que hizo del conocimiento de tales hechos a Alonso Gerardo Garza Treviño, obispo de la Diócesis de Piedras Negras desde diciembre de 2015 y dado que consideró que no hubo respuesta del mismo, decidió hacerlo público.

La segunda denuncia fue presentada formalmente por Ignacio Martínez Pacheco, quien había hecho la denuncia únicamente a través de medios de comunicación.

Cabe hacer mención que cuando la Diócesis de Piedras Negras presentó la denuncia en contra del mismo padre "Meño", quien hasta el pasado mes de febrero se había desempeñado como director del Seminario de Piedras Negras, pues fue retirado de dicha responsabilidad y enviado al Santuario de Guadalupe, de donde desapareció el mismo día en que se presentó la denuncia y no se supo nada de él, hasta el pasado viernes 18 de agosto.

Para el mes de abril del presente año, la PGJE en la zona norte I en Piedras Negras solicitó la orden de aprehensión en contra del sacerdote Juan Manuel Riojas, la cual le fue otorgada por el juez de la causa, posteriormente la Interpol emitió una ficha roja para la búsqueda y localización del citado presbítero, además de que la mañana del viernes 18 de agosto, la PGJE colocó un espectacular en el cual daba a conocer una recompensa de 200 mil pesos, para quien diera información que permitiera la localización y detención de Riojas Martínez.

Tras permanecer prófugo de la justicia por cinco meses, el día 19 de agosto de 2017 el padre Meño acudió a las instalaciones del edificio de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila (PGJEC), en la zona norte I en Piedras Negras, acompañado de su abogado y donde los agentes de la policìa investigadora cumplimentaron la orden de aprehensión.

El 24 de agosto de 2017, luego de una maratónica audiencia de vinculación a proceso de más de 14 horas de duración, el presbítero Juan Manuel Riojas Martínez, mejor conocido como Padre "Meño", fue vinculado a proceso por los delitos de violación calificada y violación en grado de tentativa con abuso de autoridad y confianza, por aprovecharse de su condición como ministro de culto religioso.

Durante dicha audiencia, la jueza determinó un período de tres meses hábiles para que el Ministerio Público complemente la carpeta de investigación y determinó prisión preventiva para el sacerdote Riojas Martínez.

El lunes 10 de septiembre de 2018 inició el juicio oral en contra del padre Meño y concluyó el 27 de octubre del mismo año, con un fallo condenatorio y una sentencia de 15 años de prisión.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA