23 de agosto de 2019 notifications search
menu
México

Niegan represalias tras asilo a opositor

Marcelo Ebrard indicó que la decisión se apega al derecho internacional

EFE
jueves 16 de mayo 2019, actualizada 7:59 am

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, dijo este miércoles que no prevé "efectos políticos" en la relación entre México y Venezuela después de que la embajada mexicana en Caracas diera protección al diputado opositor Franco Manuel Casella.

"El Gobierno de Venezuela fue enterado inmediatamente por parte de nuestra representación, y saben y respetan la decisión que México tomó porque esa es la tradición mexicana. Y eso lo saben todos los países del mundo", sostuvo Ebrard ante un grupo de periodistas.

Por eso, el canciller mexicano descartó que la decisión de México vaya a tener "efectos políticos" en la relación bilateral: "Lo que estamos haciendo es ser congruentes con la tradición mexicana al derecho de asilo, nunca le hemos negado a nadie una solicitud de esa naturaleza".

Ebrard relató que el diputado se personó en la embajada mexicana en la capital venezolana "solicitando el asilo en México" y aseguró que este proceso requiere la "protección" de Casella, quien debe "quedarse en la embajada".

"Se inicia un procedimiento porque tenemos que ver qué es lo que el diputado va a plantear, es un procedimiento que él debe hacer.

Pero está en la embajada mexicana, está bajo el resguardo y protección de México", expresó.

Además, informó que el diputado podría pasar el proceso de solicitud de asilo en México si así lo solicita.

Al ser cuestionado sobre si el Gobierno mexicano se plantea proteger a otros venezolanos, Ebrard dijo que "no podemos limitárselo a nadie".

El Gobierno de México anunció este martes que recibió en su residencia en Caracas al diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela Franco Manuel Casella, con el objeto de brindarle resguardo y protección.

México explicó que esta acción se ha hecho con "apego al derecho internacional" y reiteró su compromiso con el respeto, protección y promoción de los derechos humanos de todas las personas, independientemente de su afinidad política.

El Gobierno mexicano subrayó asimismo "su preocupación por la situación de los derechos humanos, el derecho al debido proceso y la inviolabilidad de la inmunidad parlamentaria en Venezuela, en especial de los integrantes de la Asamblea Nacional de dicho país".

Desde que el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, se proclamó presidente encargado del país el pasado enero, México ha adoptado una política de neutralidad y de no intervención en el país latinoamericano.

A la práctica, esto se ha traducido en que México sigue reconociendo el Gobierno de Nicolás Maduro pero pide una solución pacífica al conflicto.

Ebrard habló sobre este asunto tras el acto de presentación del Consejo de Diplomacia Cultural.

‘Seremos congruentes con la tradición de asilo’, dice Ebrard

Al término de la presentación del Consejo de Diplomacia Cultural y de la firma de convenio de colaboración entre la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y la Secretaría de Cultura, el Canciller Marcelo Ebrard fue interrogado por algunosmedios en torno a la situación del diputado venezolano Franco Casella, quien desde este martes se encuentra en la embajada de México en Venezuela, donde solicitó asilo.

El canciller enfatizó que el asilo es congruente con la tradición diplomática de México, y precisó que no se ha comunicado con el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Indicó que no se sabe cuánto tiempo estará el diputado en la embajada, y que dependerá de él si desea trasladarse a México o si va a permanecer en la sede diplomática. “Nosotros seremos congruentes con la tradición de asilo”.

Asimismo, indicó que México no prevé sanciones.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA