21 de octubre de 2020 notifications search
menu
Monclova

Una granja de peces en el desierto

Lugar turístico conocido por pocos

SERGIO A. RODRÍGUEZ / EL SIGLO COAHUILA
domingo 19 de mayo 2019, actualizada 11:15 pm

En Monclova hay lugares extraordinarios y poco conocidos, como lo es una granja donde siembran peces para su posterior pesca y consumo. El sitio es además un parque recreativo familiar, para la práctica de pesca y cuenta con palapas, asadores y una alberca.

El lugar es propiedad del creativo empresario Carlos Martínez, que creó con un pequeño lago artificial en pleno desierto, en el cual sembró a más de 100 mil peces, entre los que hay bagres, tilapias, robalos y hasta pejelagartos.

En este sitio las familias que gustan de la pesca, pueden practicar dicho deporte, o realizar un diferente día de campo, capturando y cocinando su alimento extraído del agua.

Desde temprana hora, ya se encontraban algunos grupos de familias pescando con cañas y disfrutando del lugar.

Este cuerpo artificial de agua se ubica en el kilómetro 18 de la carretera federal 57 tramo Monclova-Sabinas, en la misma entrada a la casona abandonada que el cazafantasmas Carlos Trejo lanzó a la fama como la vivienda habitada por el fantasmas de una niña.

Martínez, dueño del parque de pesca, dijo que las ruinas de dicha casa vecina, no están embrujadas, y que el sitio es un lugar tranquilo.

Explicó que la granja se abre al público de martes a domingo, de nueve de la mañana a nueve de la noche, y trabaja en el proyecto de colocar alumbrado, para poder ofrecer el deporte de la pesca nocturna con el fin de evitar la intensidad de los rayos del sol durante el día.

Ahí cuenta también con palapas y asadores, donde igual pueden freír el pescado que capturen, o asar carne, y escuchar música, mientras los que gusten pueden hacer uso de la alberca, que se encuentra a un costado del lago.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA