21 de enero de 2020 notifications search
menu
Monclova

Acogerá Sindicato Democrático a contras napistas

SERGIO A. RODRÍGUEZ / EL SIGLO COAHUILA / MONCLOVA
lunes 15 de julio 2019, actualizada 5:43 pm

Ismael Leija Escalante, Secretario General del Sindicato Nacional Democrático, hizo un llamado a los obreros de sus secciones que simpatizan con el Minero, a integrarse a ellos, ahora que el gremio que encabeza Napoleón Gómez Urrutia fue derrotado en los tribunales y no podrá anexarse a los casi 13 mil trabajadores del Democrático.

El representante gremial explicó que el fallo judicial del pasado 11 de junio es inapelable y deja fuera al Sindicato Nacional Minero de las secciones que pretendía desaparecer para absorber a los obreros.

La reforma laboral, continuó diciendo Leija, vino a cambiar una gran cantidad de cosas en los derechos de los trabajadores, muchas de las cuáles ya las trabajaba el Sindicato Democrático, como la votación libre y secreta para elegir a sus dirigentes, y el no permitir líderes eternos.

“Aquí el sindicato no es de una familia o de una persona: es de todos los obreros, yo estoy de paso, termina mi gestión y me voy, pero el sindicato sigue” explicó, y agregó que en el Minero no es así. Napoleón Gómez Urrutia heredó el sindicato de su padre que por décadas fue el secretario general nacional, y ahora “Napito” se perpetúa en el poder y prepara el camino para heredarlo a su hijo.

Sobre los simpatizantes napistas dentro del Democrático, dijo que son bien recibidos en el sindicato, si quieren cambiar de ideología y sumarse serán bien recibidos, y si por el contrario quieren mantenerse en oposición también serán aceptados “porque de eso se trata la democracia”.

Expuso que varios “napistas” eran “democráticos” que no lograron obtener posiciones sindicales y por eso cambiaron al bando de los “mineros”, y agregó otros obreros tampoco alcanzaron sus aspiraciones y continuaron trabajando por el gremio y no se integraron a los simpatizantes de Gómez Urrutia.

Y reiteró que eso es la democracia, aspirar, luchar por un ideal, cambiar de opinión y retomar la lucha, siempre por el interés colectivo de los trabajadores.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA