23 de septiembre de 2019 notifications search
menu
México

Especialistas piden que EUA garantice seguridad de mexicanos en su territorio

NOTIMEX
miércoles 07 de agosto 2019, actualizada 8:16 am

México debe exigir al gobierno de Estados Unidos que garantice la seguridad de los mexicanos que vivan o visiten ese país, así como a su embajada y consulados, tras el tiroteo en El Paso, Texas, en el que murieron y resultaron heridos varios connacionales, estimaron investigadoras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Especialistas del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM opinaron que tras esta tragedia, ocurrida el pasado 3 de agosto, el gobierno mexicano debe tener una posición más firme y dura en su relación con Estados Unidos.

Durante la rueda de prensa ¿Racismo, terrorismo o ambas?, las investigadoras Paz Consuelo Márquez Padilla y Silvia Núñez García coincidieron en que no prosperará y está fuera de lugar una posible extradición del atacante por cargos de terrorismo, como pretende el gobierno mexicano.

Márquez Padilla advirtió del peligro en el que están los consulados, embajada o mexicanos que viajen a Estados Unidos tras esta tragedia, por lo que debe darse “una alarma; todos los mexicanos debemos de estar preocupados y conscientes que estas cosas pueden suceder y están sucediendo”.

En su opinión, será muy difícil que el tirador de El Paso sea extraditado a México, como pretende el gobierno mexicano, “no tiene posibilidad” la medida, pero lo que sí se puede es exigir que se dé la debida seguridad a los mexicanos en ese país.

Debe haber una estrategia de prevención y de defensa especial para los mexicanos en Estados Unidos, porque “este es el inicio de una tendencia” en contra de los connacionales en territorio estadounidense, así como un diálogo sobre las armas que entran ilegalmente a México.

"México debería tener en este momento una posición más fuerte, tenemos todos los argumentos, tenemos todos los datos a nuestro favor que justificarían que el gobierno de México tuviera una posición más dura, es importante que lo hiciera".

Márquez Padilla afirmó que este tiroteo es un caso de terrorismo nacional en Estados Unidos contra mexicanos, aunque ese país no lo quiere definir así, ni hay una legislación al respecto, a pesar de que está en aumento la idea de grupos supremacistas.

En el actual contexto se abre la posibilidad de que líderes políticos estadounidenses hagan comentarios racistas, como incluso lo ha hecho el presidente Donald Trump, al hablar de una invasión de migrantes y describir a los mexicanos como violadores.

Esto hace que se "justifique" que los blancos estadounidenses nacionalistas maten a cualquier mexicano, por lo cual se tiene que pedir protección para los connacionales en ese país, porque "esto no va a ser el primer caso ni el único, sino solamente es el comienzo de todo esto".

Sobre el tema de la portación de armas en el vecino país, refirió que 42 por ciento de las armas del mundo se encuentran en Estados Unidos, país que se ubica en primer lugar en masacres masivas, mientras que en Europa, donde están prohibidas, es mayor el número de suicidios.

Refirió que 7.0 por ciento de los estadounidenses ha disparado un arma, 42 por ciento tiene una pistola en casa, 44 por ciento conoce a alguien lesionado accidental o intencionalmente, 74 por ciento de quienes tienen pistola lo considera derecho fundamental y solo 35 por ciento de quienes no tienen opina que es un derecho esencial que no se les puede quitar.

La también investigadora Silvia Núñez García, quien el día del tiroteo se encontraba en El Paso, Texas, opinó que la solicitud de México al gobierno de Estados Unidos para extraditar al tirador no va a suceder nunca, "está fuera de lugar", y que las posturas del presidente Trump han dado lugar a que el racismo y el resentimiento salgan a la luz pública.

Negó que sean individuos aislados los que perpetran eventos como la masacre de El Paso, sino que son redes completas que diseñan estrategias, estudian los movimientos de sus víctimas y, sobre todo, tiene un componente de terroristas de Medio Oriente.

"Me atrevería a decir que son terroristas suicidas, porque muchos de los que han llevado a cabo estas masacres colectivas en Estados Unidos mueren allí mismo, han sido acribillados por la policía".

Comentó que el caso de la masacre de El Paso es extraordinario, porque logran detener al atacante y la información que proporciona es relevante para las agencias de seguridad de Estados Unidos.

Núñez García pidió ser cuidadosos cuando se habla de la sociedad estadounidense, la cual es diversa, pero también con un fenómeno de racismo creciente y con "un presidente que les ha dado alas".

Tanto en Estados Unidos como en México hay que tener cuidado en no construir ni exacerbar los nacionalismos, porque son la primera puerta para generar diferencias entre ambos países, sino generar empatía para defender a los que sufren y a los vulnerables, añadió la especialista.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA