05 de abril de 2020 notifications search
menu
Mundo

Exigen libertad de 'presos políticos' y renuncia del presidente en Honduras

En Tegucigalpa, decenas de personas participaron en un plantón frente al Ministerio Público

EFE
jueves 08 de agosto 2019, actualizada 5:32 pm

La protesta convocada por la Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación en Honduras afectó este jueves, por tercer día, varias ciudades, donde hubo manifestaciones con el bloqueo de carreteras y un plantón para exigir la liberación de cuatro "presos políticos" y la renuncia del presidente del país, Juan Orlando Hernández.

En Tegucigalpa, decenas de personas participaron en un plantón frente al Ministerio Público para exigir la liberación de cuatro opositores detenidos por protestar contra el Gobierno del presidente hondureño en el marco de la crisis que estalló luego de los comicios de noviembre de 2017, cuando Hernández fue reelegido.

Los manifestantes bloquearon con piedras la calle de acceso al Ministerio Público, lo que impidió por más de cuatro horas la circulación de vehículos, y coreaban consignas como "libertad" para Edwin Espinal, Raúl Álvarez, Gustavo Cáceres y Rommel Portillo.

El Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras y de la comunidad garífuna (negra) se sumaron este día a la protesta en la capital hondureña para pedir la salida de Hernández del poder.

Berta Zúñiga, hija de la ambientalista Berta Cáceres, asesinada en marzo de 2016, dijo a Efe que el Estado debe excarcelar a los cuatro prisioneros que fueron detenidos por "su lucha social contra el régimen".

Agregó que el plantón también pretende exigir la renuncia del gobernante, quien ha sido implicado en una conspiración para usar dinero del narcotráfico con el fin de mantenerse en el poder.

"El pueblo hondureño está indignado y nosotros desde el Copinh (Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, que coordinaba Cáceres) nos sumamos a manifestar nuestro repudio contra la continuación de este régimen violento y asesino”, subrayó la hija de la asesinada líder indígena.

A su juicio, la presunta vinculación del gobernante en una conspiración "no es una novedad" para el pueblo hondureño, ya que "desde hace tiempo hay una gran sospecha (de) que una parte del Gobierno funciona como una estructura criminal y vinculada a acciones ilícitas".

La Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York no identifica al mandatario por su nombre ni ha presentado acusaciones en su contra, pero en el documento, dado a conocer el sábado pasado, se alude al hermano del hondureño Juan Antonio "Tony" Hernández, como CC-4 (Juan Orlando Hernández) y se subraya que el CC-4 fue "elegido presidente de Honduras a fines de 2013".

Según el documento, se destinaron 1.5 millones de dólares para sobornos en apoyo a la campaña de Hernández, que niega haber recibido dinero de narcotraficantes, y se compraron regalos y favores a políticos locales a cambio de protección.

Por su parte, Mary Cruz, madre de Rommel Portillo, dijo a Efe que el plantón busca mejorar las condiciones infrahumanas que sufren los reos en el sistema penitenciario.

Señaló que los cuatro prisioneros se encuentran en huelga de hambre desde el lunes en la cárcel de máxima seguridad de Morocelí, departamento oriental de El Paraíso, conocida como La Tolva, por las condiciones infrahumanas en las que están presos.

"Hay presos políticos, nuestros muchachos han caído en el contexto de protestas", subrayó la madre de Ronmel, quien fue detenido el 31 de mayo por su presunta participación ese día en la quema de neumáticos ante la Embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa como parte de un paro promovido por la Plataforma.

Los otros tres fueron detenidos por romper en enero de 2019 los cristales frontales del Hotel Marriot durante una manifestación por el supuesto fraude en los comicios de noviembre de 2017 que terminó de manera violenta.

Otro grupo de manifestantes, la mayoría con el rostro cubierto, mantienen bloqueado un bulevar que cruza frente a la estatal Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), en Tegucigalpa.

A diferencia de lo ocurrido en otros días, los incidentes violentos este jueves se registraron en el municipio de Villa Nueva, departamento norteño de Cortés, donde manifestantes se enfrentaron con la Policía, que lanzó gas lacrimógeno.

Los manifestantes obligaron al conductor de un volquete a descargar varios metros cúbicos de asfalto para hacer una especie de barricada en una carretera de Villa Nueva, lo que produjo una fuerte congestión de tráfico.

El partido Libertad y Refundación (LIBRE), cuyo coordinador es el depuesto expresidente Manuel Zelaya, convocó este jueves a "una movilización permanente" a partir de mañana para pedir la renuncia del gobernante y la libertad para los "presos políticos".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA