31 de marzo de 2020 notifications search
menu
Meta

Salvador Kuri, un enamorado de la portería

Acumuló una importante trayectoria a nivel profesional

AARÓN ARGUIJO GAMIOCHIPI / EL SIGLO COAHUILA
miércoles 28 de agosto 2019, actualizada 12:47 pm

En cada adulto mayor, existe una rica historia de vida para disfrutar, pero en el caso de Salvador Kuri Zermeño, esa historia incluye recuerdos invaluables del deporte más popular del planeta, el futbol soccer, en el que "Chava", acumuló una importante trayectoria a nivel profesional, pasando por importantes equipos e incluso, defendiendo el arco de la selección nacional.

Originario de León, Guanajuato, pero con más de 40 años radicando en la Comarca Lagunera, Salvador Kuri vivirá este Día del Adulto Mayor, rodeado de sus hijos, nietos y bisnietos, compartiendo tantas memorias y recuerdos acumulados a lo largo de sus 74 años de edad, los cuales ha vivido principalmente, defendiendo los tres postes de alguna portería, en algún campo de futbol. Platicar con "Chavita", como lo llaman cariñosamente sus hoy compañeros de trabajo en el mercado de Abastos de esta ciudad, es escudriñar por una época romántica del futbol, cuando los jugadores eran forjados a piedra y lodo, sin grandes sueldos, poniendo en la cancha mucho corazón.

Portero toda su vida, Salvador relató a El Siglo, parte de su notable trayectoria por el futbol profesional, la cual comenzó con un dejo de injusticia: "yo empecé a jugar muy joven en León, con un equipo amateur de un señor que vendía baterías, de ahí me mandaron llamar del León, por parte de (Agustín) "el Peterete" Santillán (QEPD), que en ese tiempo era ayudante de don Luis Grill, duré ahí como una temporada, jugando en la reserva profesional que en ese tiempo todavía había. Yo estaba de titular con las reservas, pero llegó (Antonio) "la Tota" Carbajal y me hicieron a un lado, pues querían que él jugara su quinto mundial", contó.

Sin embargo, esa jugada del destino, le abriría una nueva puerta, en un lugar que ni siquiera conocía: "como a los dos meses ya retirado yo del León, llegó un señor a mi casa, para preguntarme si no quería yo jugar con el Torreón, de segunda división, me había recomendado "el Peterete", acepté y llegué a finales de 1965, llegué un miércoles y jugué ya el domingo, teniendo meses sin tocar un balón, pero gracias a Dios me fue bien, no batallé, pero como que no me tenían confianza los compañeros porque me veían nervioso, llegué a agarrar un buen nivel, ese año subió el Laguna a primera y el siguiente año subimos nosotros, el Torreón, con el que duré tres temporadas en Primera, hasta que me cambiaron al Laguna, para jugar dos temporadas más", recuerda con firme memoria.

VIVIÓ LOS CLÁSICOS

Ya convertido en guardameta titular, Kuri vivió junto a los tres postes, una época dorada del futbol lagunero, con los grandes clásicos entre la Ola Verde del Laguna y los Diablos Blancos del Torreón, algunos de esos choques terminaron con incendios, tumultos y una pasión desbordada en las calles de la Comarca Lagunera. Una vez terminada su estancia con los equipos de la región, defendió también las METAS de las Chivas del Guadalajara, los Diablos del Toluca, Esmeraldas del León y con el Atlético Potosino, terminando su carrera por problemas con su carta de jugador profesional.

ANÉCDOTAS

Ricas anécdotas, recordó Salvador de su paso por el balompié profesional, disputando el puesto con históricos guardametas como Walter Gassire, Ignacio "Cuate" Calderón y Rafael "Guama" Puente, además de sinsabores y desencuentros con directivos del futbol mexicano, como José Antonio Leaño, de los Tecos de la UAG. Pero quizá lo más valioso en sus memorias, para los laguneros, son esos momentos imborrables con los equipos de casa: "jugando yo con el Torreón, en primera división, viajamos en camión a Veracruz, salíamos los viernes en la noche, en ese tiempo se jugaba en Veracruz los domingos a las cuatro de la tarde. Nuestro autobús era "el Palomo" y esa vez, antes de llegar a Cuencamé, se descompuso, como en todos los viajes, siempre se descomponía, después de mucho batallar, llegamos a Veracruz, directo al estadio el domingo y ganamos 2 a 1, ante un muy buen equipo que traía el Veracruz", rememoró.

Ahondó Salvador en las peripecias que pasaban los "Diablos Blancos" del Torreón, durante esa era: "en otro viaje, acabábamos de estrenar uniformes de concentración, pantalón y chamarra totalmente blancos, bonitos, de esos de paño caluroso, íbamos a jugar contra los Pumas en México, pero en un paso a desnivel, en el periférico de México, se descompuso el camión, era la mera hora de la salida de las oficinas, pues nos tuvimos que bajar todos a empujar el camión, la gente nos echó carrilla hasta que se cansó, llegamos al estadio ya con los pants todos negros, no había viaje en el que no se descompusiera el camión", relató entre risas.

Para un deportista, quedan las victorias, los triunfos y las memorias, pero también quedan amigos que compartieron el mismo sueño de ser jugadores profesionales, en el caso de Kuri, cosechó amistad con numerosos compañeros, a los que recuerda con cariño: "tengo amistad con Antonio Pasos, Javier Lima, Juan Manuel Valadez, que se quedaron aquí, Vizcaíno, Raúl Navarro que acaba de fallecer, "la caica" Zamora, "la Chuleta" Elías Aguilar, que está un poco malito, todos buenos amigos, Rafa Puente me manda saludos de repente, ya que él está de comentarista en la televisión, eso quiere decir que se acuerda de mí", señala.

En base a esfuerzo, constancia y mucho corazón, Salvador Kuri se hizo de un lugar en la selección mexicana de futbol, quedándose muy cerca de jugar el mundial de México 1970: "cuando yo jugaba en el Laguna, me llamaron para ir a un torneo de Concacaf, fuimos de porteros Rafael Puente y yo a Trinidad y Tobago. Cuando llegamos acá, me mandó a hablar Raúl Cárdenas, que estaba de entrenador en la selección, me llamaba a las concentraciones, pero faltando un mes para el mundial, me dijo que me faltaba condición física o entrenamiento, no me acuerdo bien qué me dijo, el chiste es que me dejó fuera del mundial, sentí muy feo, estaba ilusionado, pero no me dejé caer, tuve que levantarme pronto, echándole ganas, quizá me faltó alguien que me ayudara en ese tiempo en cuanto a acomodarme en equipos importantes y en la selección", relató.

Dos de sus hijos probaron suerte en el futbol, ambos en la posición de portero, uno de ellos llegó a la Real Sociedad de Zacatecas, cuando era filial de Santos Laguna, pero el entrenador Juan de Dios Castillo lo dejó fuera al final, su otro hijo militó en Lobos BUAP, pero le perjudicó un cambio de entrenador, retirándose y ahora emprende un camino como actor, apareciendo en series televisivas. La valía de Salvador Kuri es tal, que va ligado a la historia del futbol lagunero, defendió con gallardía las camisetas y las porterías del Laguna y del Torreón, contando con un legado que debe ser sumamente valorado por los aficionados de esta región.

74

AÑOS

de edad tiene Salvador Kuri, quien jugó para Torreón y el Laguna en Primera División.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA