17 de octubre de 2019 notifications search
menu
Salud

Mujeres embarazadas y con esclerosis múltiple no tienen más riesgo que otras

En cuanto a malformaciones en el feto, abortos o partos prematuros

EFE
viernes 13 de septiembre 2019, actualizada 10:22 am

El embarazo no planificado en mujeres con esclerosis múltiple que estaban siguiendo un tratamiento no comporta mayores riesgos que los de la población general en cuanto a malformaciones en el feto, abortos o partos prematuros.

Son los resultados de un estudio presentado en el XXXV Congreso del Comité Europeo para el tratamiento y la investigación de la esclerosis múltiple (ECTRIMS), que se celebra en Estocolmo (Suecia).

La esclerosis múltiple es una enfermedad que afecta más a mujeres que a hombres y se diagnostica de media alrededor de los 30 años cuando los pacientes empiezan a trabajar y a tener un proyecto de vida, que en muchas ocasiones incluye la maternidad-paternidad.

La pregunta que se hacen muchas mujeres cuando son diagnosticadas es si van a poder tener hijos, ha explicado en un encuentro informativo la doctora Celia Oreja, neuróloga del Hospital Clínico de San Carlos de Madrid (España) y una de las autoras del estudio.

Hace 20 años los médicos no recomendaban el embarazo a pacientes de esclerosis múltiple, una pauta que ha cambiado actualmente.

En el estudio han participado 260 pacientes (una de ellas del Clínico), de las cuales 162 "estaban expuestas", es decir, se quedaron embarazadas tres meses después de ser tratadas con ocrelizumab, el primer fármaco aprobado para los dos tipos de esclerosis múltiple (recurrente y progresiva), cuando el protocolo europeo establece esperar 12 meses desde la última dosis.

Los resultados arrojan un 3 % de malformaciones del feto y entre un 4 y un 10 % de abortos, porcentajes similares a los de la población general, así como ningún incremento en el número de partos prematuros.

Esto significa, según la doctora Oreja, que en el caso de embarazos no planificados "el fármaco no es teratogénico".

Esta neuróloga ha explicado, además, que el embarazo es una situación "ideal" para las pacientes de esclerosis múltiple, ya que durante ese periodo tienen menos brotes y la resonancia magnética muestra menos actividad de la enfermedad.

En el Congreso se ha presentado también el proyecto Floodlight, una App para móviles que mide parámetros como la calidad de vida y satisfacción de los pacientes, la capacidad cognitiva y la capacidad motora, tanto de extremidades superiores como inferiores.

Se trata de una herramienta "muy interesante" para hacer un seguimiento de la enfermedad, que sirve tanto para el paciente, que se implica de manera activa, como para el médico, ya que le permite saber de una manera muy fiable qué ha pasado en los tres o seis meses que transcurren entre consultas, ha señalado la doctora Inés González, del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo (España).

Esta neuróloga, encargada de presentar el proyecto, ha destacado que tiene "un valor diferencial" respecto a otras aplicaciones al ser la única que tiene "una monitorización tan completa".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA