11 de diciembre de 2019 notifications search
menu
México

Fallece el exgobernador de Jalisco Guillermo Cosío a los 90 años

Renunció al cargo tras las explosiones del alcantarillado en Guadalajara

EL UNIVERSAL-El SIGLO DE TORREÓN
miércoles 13 de noviembre 2019, actualizada 12:54 pm

Esta mañana de miércoles falleció Guillermo Cosío Vidaurri, quien gobernó Jalisco del 1 de marzo de 1989 al 30 de abril de 1992, cuando renunció al cargo tras la tragedia de las explosiones del 22 de abril en Guadalajara, cuyo saldo oficial es de 212 fallecidos, 69 desaparecidos y más de mil 800 lesionados.

El exmandatario, que tenía 90 años, falleció poco después de la 7 de la mañana a consecuencia de complicaciones respiratorias causada por una neumonía que contrajo hace unas semanas tras padecer dengue.

Político priísta, Cosío Vidaurri fue alcalde de Guadalajara (1971-1973), diputado federal (1976-1979), secretario general del CEN del PRI (1981), director del Metro de la Ciudad de México (1982-1983) y secretario general de gobierno del Distrito Federal (1983-1988).

Tras su renuncia como gobernador fue sucedido por Carlos Rivera Aceves y al terminar ese sexenio el PRI en Jalisco perdió por primera vez la gubernatura ante Acción Nacional.

A través de sus redes sociales, el gobernador del estado, Enrique Alfaro Ramírez, lamentó el fallecimiento del exmandatario: "Lamento el fallecimiento de Guillermo Cosío Vidaurri, quien, además de haber estado al frente de Guadalajara y de Jalisco, tuvo un liderazgo sólido en el Poder Judicial y Legislativo, desde donde nos supo representar a nivel nacional. A sus seres queridos, mi más sentido pésame", escribió.

El 22 de abril de 1992 a las 10 de la mañana comenzó una serie de explosiones en el Colector Intermedio de Oriente, el saldo final sería de 212 muertos, 69 desaparecidos y mil 470 lesionados, según la efeméride de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Según el medio El Informador se destruyeron ocho kilómetros de calles y fueron afectadas al menos mil 142 viviendas, 450 comercios, 100 escuelas y 600 vehículos.

La versión del gobierno fue que las explosiones se originaron de un derrame de gasolina del poliducto Salamanca-Guadalajara en una zona donde también se registraban derrames por plantas industriales y talleres, los hidrocarburos acumulados generaron gases tóxicos que detonaron por la presión y el propio calor de la temporada.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA