08 de diciembre de 2019 notifications search
menu
Saltillo

Pega violencia al norte de Coahuila

Cientos de casquillos en las calles y vehículos destruidos se apreciaron

EL SIGLO DE TORREÓN
domingo 01 de diciembre 2019, actualizada 9:49 am

"Vamos a dar la rueda de prensa en Villa Unión, la información está muy dispersa, allá anda el Fiscal", manifestó Miguel Ángel Riquelme Solís al salir de las instalaciones del Aeropuerto Internacional de Piedras Negras, a donde se trasladó tras presentar su segundo Informe de Gobierno ante el Congreso del Estado y enterarse de los hechos violentos registrados la mañana de este sábado en ese municipio.

Habían transcurrido prácticamente seis horas desde que se reportó el enfrentamiento entre civiles armados y elementos de seguridad del Estado en la cabecera municipal de Villa Unión, localizada a alrededor de 70 kilómetros de Piedras Negras; sin embargo, las autoridades referían que continuaban las persecuciones por brechas de aquella población.

En el ingreso a Villa Unión no faltó mucho para apreciar vehículos estáticos sobre la calle principal de acceso a la cabecera municipal, unidades de corporaciones de seguridad así como particulares con impactos de bala, cristales rotos, puertas abiertas de par en par eran una constante desde la primera unidad hasta el edificio de la Presidencia Municipal.

Al paso se apreciaron cientos de casquillos percutidos en las calles.

El Siglo de Torreón dio cuenta de al menos media docena de vehículos dañados que permanecían sobre la calle principal, con el agua del radiador escurriendo y las llantas ponchadas o destruidas. Las primeras eran unidades de seguridad.

Camino a la zona centro de Villa Unión el panorama cambió, vehículos artillados y algunos de ellos con las iniciales CDN (Cártel del Noreste) a los costados.

En una curva dentro de la población, para continuar y poder llegar a la presidencia, se pudo observar que fue escenario de un fuerte enfrentamiento, pues los casquillos podían observarse sobre el suelo en la calle; algunos ya permanecían embaladas en algunas bolsas por parte del personal de servicios periciales de la Fiscalía General del Estado.

En el lugar, las actividades de los Peritos se realizaban bajo la vigilancia de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). Ahí descendió el gobernador y caminó para observar una de las unidades presuntamente utilizadas por el crimen organizado, una camioneta doble cabina que portaba en la parte posterior un fusil de grueso calibre, un Barret M82.

El punto de reunión: la explanada de la presidencia municipal de Villa Unión. La fachada repleta de impactos de bala, la puerta principal de cristal destrozada, así como las ventanas de las plantas alta y baja relataban lo sucedido.

Posteriormente, Riquelme Solís daba cuenta de los datos que contaba hasta ese momento de lo sucedido y que desde que se enteró se trasladó a Piedras Negras, para luego acudir personalmente a Villa Unión; mientras algunas personas se acercaron para pedir ayuda, pues no localizaban a sus familiares.

El gobernador indicó que de acuerdo con la Fiscalía General del Estado de Coahuila fueron 10 los civiles armados abatidos, así como cuatro elementos de la Policía del Estado fallecidos y seis heridos, en tanto se aseguraron 14 vehículos.

A esto se agrega que, en hechos ocurridos durante la madrugada de este domingo, fueron abatidos otros siete delincuentes en el municipio de Villa Unión, en Coahuila, según confirmó en un comunicado el Gobierno estatal.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA