27 de enero de 2020 notifications search
menu
Famosos

Le prohíben llevar martillos a casa a Chris Hemsworth

Elsa Pataky no quiere que tenga más Mjolnirs

EL SIGLO DE TORREÓN
domingo 08 de diciembre 2019, actualizada 8:17 am

Podrá ser el Dios del Trueno, pero en su casa la que manda es su mujer, y eso lo sabe bien Chris Hemsworth, quien empieza a quedarse sin espacio para Mjolnirs.

Y es que el actor que da vida a Thor, parece tan ligado a su martillo como su personaje... algo que ha provocado alguna que otra riña con Elsa Pataky, su esposa, por la cantidad de armas que tienen en casa.

Así lo reconoció Pataky en Fitzy y Wippa, un programa de Nova Radio en el que explicó que su marido siempre intenta salirse con la suya en lo referido a sus martillos.

"Siempre elige los mejores lugares de la casa, y yo le digo: 'Eso no va ahí'", señaló la actriz española, que no quiere más Mjiolnirs en casa. De hecho, Pataky ha decidido prohibir a su marido que meta más armas de su personaje en casa.

"Tenemos cinco de cada película que ha hecho, así que, en serio, no", bromeó.

Por lo tanto, y por suerte para la intérprete, Hemsworth no ha podido llevarse su trofeo de Vengadores: Infinity War ni Endgame: el Stormbreaker, un arma que no destaca, precisamente, por ser pequeña.

La próxima película de Thor, Love and Thunder tendrá a un nuevo personaje portando el Mjolnir. Y es que Jane Foster encarnará a The Allmighty Thor en la cuarta entrega del Dios del Trueno, que también contará con Hemsworth en el papel del superhéroe y se estrena el 5 de noviembre de 2021.

NO SON PERFECTOS

Elsa Pataky y Chris Hemsworth forman uno de los matrimonios más sólidos de la industria del espectáculo, y aunque desde luego la vida en común de padres de los pequeños India Rose, Tristan y Sasha está repleta de satisfacciones, la actriz española asegura que, como cualquier otra relación de pareja, la suya con el actor de Hollywood no es ni mucho menos perfecta. "Nada es tan fácil y perfecto como podría parecer... Hay momentos en los que peleamos. Hay que invertir mucho tiempo y esfuerzo en un matrimonio.

También hay momentos en los que gritamos a los niños y en los que sentimos que somos unos padres horribles. Y hay que trabajar las cosas en pareja, como todo el mundo", confesó la madrileña a la revista WHO.

Sobre su nueva residencia, comentó: "Llevamos unos cuatro años en Australia, aunque viajamos mucho por motivos de trabajo.

La verdad es que no me resultó muy difícil adaptarme porque esa era la vida con la que siempre había soñado desde que era pequeña: vivir en la naturaleza, rodeada de animales, cerca de la playa y del mar. Yo, que siempre he vivido en ciudades, siempre me he visto más como una 'granjera' que como una chica urbana".

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA