30 de marzo de 2020 notifications search
menu
Mundo

Aumentan sobredosis por opiáceos tras la pérdida de empleos industriales

Particularmente entre los trabajadores de raza blanca

EFE
lunes 30 de diciembre 2019, actualizada 12:21 pm

La pérdida de empleos en la industria y las escasas oportunidades económicas en Estados Unidos pueden conducir a un incremento en las muertes por sobredosis de opiáceos, particularmente entre los trabajadores de raza blanca, según un estudio que publica este lunes la revista JAMA Internal Medicine.

"Los acontecimientos económicos graves, como el cierre de las fábricas, pueden afectar cómo una persona ve sus perspectivas de futuro", dijo Atheendar Venkataramani, profesor de Ética Médica en la Facultad Perelman de Medicina de la Universidad de Pensilvania y autor principal de la investigación.

"Estos cambios pueden tener un efecto profundo sobre el bienestar mental de una persona y podrían influir en el riesgo de uso de sustancias", agregó.

"Nuestras conclusiones -dijo- confirman la intuición general de que la disminución de las oportunidades económicas puede haber desempeñado un papel significativo en la crisis de los opiáceos" que se registra en EUA.

Para su estudio, los investigadores, que incluyeron expertos del Hospital General de Massachusetts, analizaron el número de muertes relacionadas con los opiáceos entre 1999 y 2016 en 112 condados con grandes fábricas para la producción de vehículos.

Para ello compilaron datos de todas las plantas de ensamblaje de vehículos que estaban operativas en 1999, anotando la ubicación de cada una de ellas y la fecha de su cierre, si es que lo hubo. Luego, identificaron los condados en lo que una o más plantas habían sido clausuradas.

De acuerdo con el Departamento de Salud (HSS, en inglés), desde finales de la década de 1990 las compañías farmacéuticas "aseguraron a la comunidad médica que los pacientes no resultarían adictos a los analgésicos opiáceos y los proveedores de servicios médicos empezaron a recetarlos con más frecuencia".

Entre 2018 y 2019 un promedio de más de 130 personas han muerto cada día en EUA por sobredosis de opioides, y en el período de 12 meses hasta febrero de este año se han atribuido 32,656 muertes a sobredosis de opiáceos sintéticos, exceptuando la metadona.

Entre los condados fabriles considerados en el estudio divulgado este lunes, 29 habían sufrido el cierre de una planta de vehículos en los 17 años cubiertos por la investigación.

Los resultados muestran que cinco años después del cierre de las fábricas, las tasas de mortalidad por sobredosis de opiáceos entre los residentes de 16 a 55 años en esos condados eran 85 % más altas que lo anticipado en comparación con condados donde las plantas permanecieron operando.

El estudio encontró asimismo que los incrementos mayores en la mortalidad por sobredosis de opioides afectaron a los hombres blancos, no hispanos, con edades entre 18 y 34 años, seguidos por los varones blancos no hispanos de entre 35 y 65 años.

"También se notaron incrementos en las tasas de mortalidad por sobredosis de opioides entre las mujeres blancas, no hispanas, más jóvenes", añadió el artículo.

Los autores enfatizaron que, si bien el estudio muestra una vinculación entre el cierre de fábricas y las sobredosis fatales de opiáceos, esa no es la causa única de esta crisis sanitaria.

Otros factores incluyen el aumento del recetado y acceso a estos compuestos.

"Nuestros resultados son más relevantes para el empeoramiento de las tendencias de salud de la población en las regiones industriales del medio oeste y el sur que han experimentado algunos de los aumentos más grandes en las muertes por sobredosis de opioides, y en las cuales la producción de automotores y otras industrias fabriles han sido económica y culturalmente significativas", dijo Venkataramani.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA