02 de junio de 2020 notifications search
menu
México

Detienen a mujer por muerte de menor que ingirió ácido en Quintana Roo

Es la pareja sentimental del padre de la pequeña y es acusada por el probable delito de feminicidio

EL UNIVERSAL
lunes 24 de febrero 2020, actualizada 3:13 pm

Autoridades locales detuvieron a una mujer, como probable responsable de la muerte de Kimberly, la niña de ocho años, quien falleció hace una semana en el Hospital General "Jesús Kumate", ubicado en Cancún, por complicaciones derivadas de la ingesta de ácido.

La mujer, identificada como Reyna "N", es la pareja sentimental de José del Carmen, padre de la pequeña y es acusada por el probable delito de feminicidio, en agravio de la menor de edad, quien la señaló como la persona que la obligó a beber el ácido.

Reyna "N" intentaba salir de la ciudad cuando fue ubicada con maletas en mano, en la terminal de autobuses ADO y detenida a las 15:30 horas por elementos de la Policía Ministerial, en cumplimiento a una orden de aprehensión relacionada con la carpeta administrativa 128/ 2020.

Este lunes el titular de la Fiscalía General de Quintana Roo, Oscar Montes de Oca, confirmó la detención de la mujer y brindó detalles del caso.

La niña -dijo- ingresó al hospital el 22 de diciembre de 2019, luego de haber ingerido sustancias químicas, lo cual le causó quemaduras y lesiones en el tracto digestivo, y le provocaron la muerte el 17 de febrero de 2020, de acuerdo con la necropsia.

Kimberly habitaba temporalmente la vivienda de su papá, José del Carmen Chi, quien es acusado por Rocío del Carmen -mamá de la niña- de haber roto los términos de la custodia y haber sustraído a la menor de edad desde mayo del 2019.

El 22 de diciembre -informó el fiscal- una familiar de Kimberly la llevó al hospital, luego de que la pequeña le indicó que se sentía mal al haber ingerido ácido. La niña presentaba diversos golpes en el cuerpo.

"Derivado de lo anterior, otro familiar de la menor, estando en el hospital, refirió que presentó una denuncia ante la Fiscalía General del estado por violencia familiar, ya que según el testimonio de la víctima, en el cual refería que la pareja actual de su papá la había obligado a ingerir ácido y la amenazó con que si decía algo le iba a ir peor", detalló.

El seis de enero del 2020, Kimberly fue dada de alta y entregada al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Cancún -señaló Montes de Oca- y posteriormente la reingresaron al hospital, pues su estado se agravó. La niña falleció hace una semana.

Este último dato, contrasta con el informe que el DIF municipal brindó a la titular de la Procuraduría para la Protección de las Niñas, Niños, Adolescentes y de la Familia del organismo a nivel estatal, Isis González.

En entrevista, la funcionaria explicó el 21 de febrero pasado, que el DIF municipal omitió señalarle que la niña había ingresado al hospital desde diciembre, que fue dada de alta y que fueron ellos quienes la reingresaron al nosocomio.

El fiscal señaló que dentro del expediente existen valoraciones psicológicas de familiares cercanos a la niña, practicadas por especialistas, que revelan el ambiente en que se desenvolvía la víctima, los cuales son analizados para determinar el grado de responsabilidad de Reyna "N", en el fallecimiento de la niña.

"Los padres de la víctima sostienen una controversia en un Juzgado de lo Familiar por la guardia y custodia de la niña, además de existir diversas denuncias por violencia familiar en agravio de la menor", agregó.

A pregunta expresa, el funcionario dijo que el caso es investigado como feminicidio, pero admitió que durante el avance de las indagatorias podría ser reclasificado, toda vez que, en su opinión, no se trató de un delito de género.

"La niña no fallece por el hecho de género, por ser mujer, sino por otros temas de maltrato infantil qué es lo que nosotros estamos investigando", respondió.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA