05 de junio de 2020 notifications search
menu
Virales

¿Porqué el cubrebocas N95 es el más efectivo contra el coronavirus?

Es capaz de filtrar el aire que el usuario inhala

ELENA GONZÁLEZ / El SIGLO DE TORREÓN.-
viernes 28 de febrero 2020, actualizada 4:15 pm

La propagación del mortal virus COVID-19, se ha convertido en motivo de pánico para los habitantes de diversos países que se han visto afectados por el virus, aumentando la venta de productos de limpieza y tapabocas como medida de prevención.

Al ser clasificado el coronavirus como una enfermedad respiratoria, según el INER (Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias), las principales vías de transmisión son por el contacto con portadores del virus, ya que cuando estos estornudan liberan un efecto similar al de un aerosol, pues se esparcen gotas y partículas pequeñas de flujo nasal, saliva y aire.

Los tapabocas resultan ser la herramienta de protección más útil en estos casos, sin embargo, es necesario mencionar que los cubrebocas convencionales normalmente sólo suelen realizar la función de crear una especie de barrera entre agentes contaminantes y la nariz y la boca de la persona.

El problema radica en que los agentes infecciosos de este virus quedan suspendidos en el aire por cierto tiempo, motivo por el que se ha determinado que el cubrebocas ideal es el conocido como N95.

Más allá de brindar una barrera para las fosas nasales y la boca del usuario, el tapabocas N95 es capaz de filtrar las partículas que puedan incluir bacterias y virus, resultando como un purificador del aire al momento en el que el usuario inhala.

Cabe resaltar que el uso de este cubrebocas es de personal y desechable, pues de utilizarse más de una vez es necesario asegurarse que éste no presente ninguna ruptura.

Su nombre, N95 se deriva de su nula resistencia al aceite y que es capaz de filtrar al menos el 95 por ciento de las bacterias.

Por otra parte su uso debe ser exclusivo en áreas de alto riesgo. Además es necesario prestar atención a su cuidado e higiene, por lo que se recomiendan no colocarlo en otras partes del cuerpo que no sea la boca y la nariz. Según detalla el INER.

Al momento de desecharse es necesario colocarlo en una bolsa roja que indique el símbolo universal de 'riesgo biológico', con el fin de prevenir la propagación de algún virus al convertirse en material contaminado

Con información de El Universal.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA