03 de junio de 2020 notifications search
menu
Salud

¿Qué es la hipocondría y cómo tratar a los afectados?

Quienes lo padecen tienen a ver muy afectada su calidad de vida

DANIELA ESCOBEDO DENA / EL SIGLO DE TORREÓN
sábado 21 de marzo 2020, actualizada 2:12 pm

La hipocondría es un trastorno de personalidad obsesivo, se caracteriza por un miedo exagerado a sufrir enfermedades. Desgraciadamente, quienes lo padecen tienen a ver muy afectada su calidad de vida.

Este trastorno psicológico se desarrolla con el tiempo y son más propensos aquellos con una personalidad obsesiva que centran su atención en el cuerpo.

/media/top5/ISS987505399jpg.jpg

Aunque no hayan datos exactos que prueben que este padecimiento va en aumento, la influencia del acceso a la información tienen a repercutir en la preocupación en exceso, ya que existe una gran avalancha de información a la que cualquiera puede acceder. Quienes sufren una personalidad obsesiva no les vienen nada bien estos excesos, ya que pueden preocuparse aún más, incluso con series de televisión donde traten estos temas.

Mientras más estímulos ambientales hayan, más preocupación se va a producir.

El problema con los síntomas del hipocondríaco es que se presentan tanto mental como físicamente y tienden a empeorar si están nerviosos. Ante cualquier mínima sensación molesta o displacentera, el afectado entrará bajo una reacción de estrés que se irá prolongando.

/media/top5/ING33594228604jpg.jpg

El estrés nos hace estar alerta a peligro, lo que provoca que soltemos adrenalina y sustancias que lo activan; pero en el caso de los hipocondriacos aumenta su sensibilidad a los síntomas físicos (que ya desde un inicio es muy intensa).

Al igual que una personalidad obsesiva, también suele evidenciar tristeza y ansiedad que termina reflejándose en su comportamiento. Un paciente hipocondríaco carga con muchas dudas sobre su salud, acude continuamente a consultas y nunca queda satisfecho con veredicto final.

/media/top5/9ujpg.jpg

Es muy importante saber que si tienes cerca a alguien que padezca esto debes tenerle mucha paciencia, ya que no son fáciles de tratar incluso ni por el médico. Es recomendable que cuenten con un médico de confianza, ya que de otra forma sólo irán de especialista en especialista, siendo sometidos a diversas pruebas diagnósticas y llevando tratamientos que no funcionan. Son la presa favorita de los laboratorios.

Por ello, más que un tratamiento psicológico o farmacológico necesitan un profesional sanitario que sea de confianza que pueda tratarlos con respeto y dándoles una respuesta.

/media/top5/ISS2406800661jpg.jpg

La incomprensión de los médicos o de la familia sólo va a agravar el sufrimiento de la persona, ya que los síntomas que alega no los inventa, son reales, los padece y los sufre. El papel de la familia y allegados tiene gran peso, y debe recordar que esto no hace referencia a un malestar físico sino a un trastorno psicológico.

Los fármacos pueden ayudar en aspectos como controlar la ansiedad, depresión o conductas obsesivas. También se utilizan distintas técnicas de intervención para su tratamiento, como métodos de relajación, actividad física, rehabilitación, cognitivo-conductuales, etc.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA