05 de junio de 2020 notifications search
menu
Saltillo

Muertos por COVID-19 en Coahuila serán incinerados

Se determinan 17 artículos para el manejo adecuado de los cadáveres

LUCÍA PÉREZ/
miércoles 08 de abril 2020, actualizada 9:14 am

El Gobierno de Coahuila emitió los lineamientos para tratar a los cadáveres por COVID-19. Serán cremados en menos de cinco horas después de la muerte, y no se permitirá ceremonia fúnebre.

Ayer, el Periódico Oficial del Estado publicó el decreto emitido por el Gobernador Miguel Ángel Riquelme por el que se emiten los Lineamientos para el manejo seguro y disposición de cadáveres con causa de muerte probable o confirmada por COVID-19.

Este decreto consta de 17 artículos. En ellos se indica que el personal de Salud en el Estado, tanto del sector público como privado, deberá garantizar que la manipulación del cadáver sea en todo momento con trato digno.

Cuando una persona fallezca, una vez verificada la identificación del cadáver y previo a su envío a la funeraria para su cremación, los familiares y amigos podrán estar presentes bajo condiciones controladas de sanidad, sin establecer contacto físico con el cadáver.

El personal que intervenga en el transporte del cuerpo deberá seguir las mismas medidas de protección para el personal de salud.

Se deberán retirar todos los tubos, drenajes y catéteres del cadáver. Cualquier orificio o herida punzante resultado de la extracción de estos implementos, deberá desinfectarse con hipoclorito de sodio al 10% y vestirse con material impermeable.

El cadáver deberá introducirse en una bolsa sanitaria con cierre hermético y plastificado. La introducción en la bolsa se deberá realizar dentro de la propia habitación de aislamiento, una vez cerrada se deberá rociar en su totalidad con desinfectante de uso hospitalario o con una solución de hipoclorito de sodio. Asimismo, se deberá colocar una ficha en el frente de la bolsa con los datos personales del fallecido y su fotografía.

En el artículo 8 de este decreto se indica que no se realizarán necropsias de cadáveres con causa de muerte probable o confirmada por COVID-19.

El vehículo en que se realice la transferencia del cuerpo al lugar de cremación, deberá ser descontaminado.

SIN CONTACTO CON EL DIFUNTO

La cremación de los cadáveres deberá realizarse dentro de las cinco horas siguientes al deceso en aquellas funerarias que cuenten con crematorio debidamente autorizado; prohibiéndose a los familiares tener contacto o visualización con el cadáver.

Se indica que las actuaciones del personal de la funeraria sobre el cuerpo se limitarán al mínimo imprescindible, debiendo aplicar medidas de protección recomendadas para el personal de salud , por lo que la empresa funeraria será la responsable de no realizar actuaciones de limpieza, ni intervenciones de como maquillar, vestir o embalsamar.

En el artículo 15 se establece que una vez realizado el proceso de cremación del cadáver, la urna que contenga las cenizas será entregada a los familiares, sin que se permita llevar a cabo ninguna ceremonia fúnebre.

En el caso de traslado internacional de cadáveres o cenizas se indica que únicamente se permitirá el traslado internacional de cenizas de cadáveres dentro del territorio del Estado, el cual deberá realizarse conforme a lo establecido en la legislación federal.

DERECHOS HUMANOS

Con "apego a los derechos humanos" es como el gobernador Miguel Riquelme, definió la nueva estrategia, en el que participan directamente otras entidades como la Fiscalía del Estado de Coahuila, las instalaciones de todo el aparato de infraestructura de la Secretaría de Salud, así como crematorios, funerarias y salas de velación en toda la entidad, esto para evitar que se generen más contagios en las próximas semanas.

"Firmé el decreto y tiene que ver con normas internacionales, fue revisado de manera pulcra con la parte jurídica, tampoco es violatorio de los derechos humanos, las personas pueden acudir a ver el cadáver con el equipo necesario y despedirse de su ser querido, todo está revisado por la parte de salud y por la parte jurídica, pero además por normas internacionales, el problema es que el tema del COVID, nos ocupa a los gobiernos a abrir muchos frentes, en el cual nos tenemos que organizar e ir solucionando poco a poco".

Coahuila reporta 113 casos de contagio y ocho decesos por COVID-19.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA