10 de julio de 2020 notifications search
menu
Mundo

Acelera Brasil su desescalada sin controlar al COVID-19

La pandemia continúa en plena expansión

EFE
martes 02 de junio 2020, actualizada 7:39 am

Preocupado con una recesión que se prevé histórica, Brasil comenzó este lunes la desescalada en varias de las regiones más azotadas por el coronavirus, entre ellas Sao Paulo, su motor económico, pese a que la pandemia continúa en plena expansión.

El país, segundo del mundo en número de casos (526,447) y cuarto en fallecidos (29,937), ensaya una reapertura escalonada de las actividades no esenciales, aunque las estadísticas aún reflejan un crecimiento exponencial de la enfermedad.

En la última semana los fallecidos diarios por COVID-19 superaron el millar en cuatro ocasiones y el pico solo se espera entre este mes y el siguiente.

La reapertura económica inaugurada en el estado Sao Paulo, responsable por un tercio del producto interno bruto (PIB) brasileño, se repitió en otras ciudades de los estados Ceará (nordeste), Pará y Amazonas (norte).

Por otro lado, la ciudad de Río de Janeiro anunció igualmente una flexibilización de las medidas de distanciamiento social a partir de este martes.

Los cinco son los estados más golpeados por la crisis del coronavirus de una lista de 27 que lidera Sao Paulo, con 7,667 muertes y 111,296 contagios.

Asimismo, otros estados del sur del país empezaron semanas atrás su particular reapertura, decisión defendida vehementemente por el presidente Jair Bolsonaro, uno de los pocos líderes mundiales negacionistas sobre el peligro del COVID-19, aunque precipitada en la opinión de los expertos sanitarios.

Los gobernadores comienzan así a alinearse con los postulados del mandatario frente al sombrío escenario que se avecina, con una caída del 6.25 % de la economía previsto para este 2020, según el mercado financiero; un déficit público cercano ya al 10 % del PIB, y una tasa de desempleo del 12.6 % y al alza.

BRASIL SE PONE EN MARCHA LENTAMENTE

La reapertura en Sao Paulo, el estado más industrializado y rico del país, con unos 46 millones de habitantes, solo se materializó, sin embargo, en las regiones del interior.

En la capital paulista y su zona metropolitana nada ha cambiado; los comercios no esenciales siguen cerrados desde finales de marzo.

A pesar de tener luz verde, el alcalde de Sao Paulo, Bruno Covas, extendió la cuarentena hasta el 15 de junio, plazo durante el cual los sectores interesados en reabrir deberán presentar una serie de protocolos sanitarios y de seguridad.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA