23 de enero de 2021 notifications search
menu
Cultural

El classical pop del piano con esencia lagunera

El músico lagunero Fernando Manuel Gallegos Escamilla está estrenando nuevo disco

EL SIGLO DE TORREÓN
viernes 19 de junio 2020, actualizada 11:45 am

Compartir

La magia sucedió cuando uno de sus familiares desenfundó el piano quieto enraizado en la casa de los abuelos, aunque apenas contabilizaba cinco años de edad, su oído fue fino para valorar el sonido que se desprendió de ese instrumento, de cual se agarró para entender su mundo.

Hoy, Fernando Manuel Gallegos Escamilla es un pianista y compositor independiente que comenzó el boceto de su carrera en su tierra Torreón y que después fue detallando en Guadalajara, lugar en el que radica desde el año 2009.

Por medio de una llamada, el lagunero recordó que luego de que algunos de sus primos y tíos le enseñaran a tocar piezas sencillas, él, después solicitó a sus padres lo inscribieran a clases particulares para indagar más sobre la música.

Así fue, por gusto y por placer, que reafirmó su vínculo eterno con el piano. Y aunque jamás pensó en asumirse como músico, Fernando Manuel, aunque era pequeño, sabía que el instrumento ya se había incrustado en su vida.

El tiempo transcurrió y a Fernando le llegó la hora de elegir la carrera que definiría su futuro, psicología fue la rama por la que optó, pero que pronto abandonó para hacerle caso a su instinto.

“Yo estaba estudiando la carrera de psicología en Torreón y a la mitad me salí para venirme a la ciudad de Guadalajara y dedicarme formalmente a la música".

"Un poco antes de tomar esa decisión yo empecé a componer un poco de música, que era algo que no había hecho antes de todos los años de tocar piano. Entonces cuando sentí que había un potencial por explorar hablé con mis papás y dije, ‘quiero intentarlo’ yo tenía 23 años, estaba a la mitad de la carrera de psicología y me dijeron ‘pues adelante’”.

Fue así que dejó su hogar y se encarriló a estudiar una licenciatura de música en composición, la cual curiosamente abandonó al poco tiempo por, en su opinión, no contar con un programa atractivo, o al menos, por no ser uno en donde su inquietud embonara. Lo que sí logró fue integrarse a una joven banda de músicos que como él los movía el asunto de la composición y la sonoridad.

“Luego terminé estudiando administración en la Universidad Autónoma de Guadalajara, estudié esto con la intención de prepararme por el tema de mis libros de música, de mis primeras notas (título), que son los libros que yo escribí”.

Fue su pensamiento, de que se puede enseñar a tocar el piano de una manera más didáctica y puntual, el que empujó a Gallegos Escamilla a deslizar el lápiz que llenó páginas y páginas para conformar los compendios de su autoría titulados Mis primeras notas 1 y 2.

“Yo realmente nunca me he anunciado como maestro de piano, pero la gente me ha buscado y ha sido también una forma en la que yo me he sostenido acá en la ciudad de Guadalajara y me propuse, ya de manera profesional, hacer un libro para enseñar a tocar a mi manera. Cuando yo fui niño y estudiante, batallé mucho porque realmente los métodos que hay para aprender piano son métodos que en mi opinión son bastante obsoletos y poco atractivos para un niño. Fue que decidí hacer mi propio libro, conseguí a un par de ilustradores que traen ideas súper frescas, con concepto, el libro está completamente a color y yo hice todo el contenido educativo”.

El músico lagunero informó que Mis primeras notas 1 y 2 y su más reciente libro de pianos solos, están disponibles a través de la página oficial de la librería Carlos Fuentes, la cual tiene envíos a todo el mundo.

Para este lagunero el piano es uno los instrumentos más completos porque tiene todo el registro de notas musicales.

“Es un instrumento armónico que te permite construir armonías y melodías complejas a diferencia de un violín o de una voz humana que realmente puede interpretar realmente solo una nota o una voz a la vez. El piano te permite tocar, seis, siete, ocho notas al mismo tiempo, me parece que es un instrumento sumamente completo, eso creo yo, es muy fácil de entender por el acomodo que tiene. Y no requiere además, a diferencia de otros instrumentos, la forma de tocarlo es bastante natural no te exige posiciones incómodas, no te lastima los dedos, las manos, el cuello”.

Recientemente Fernando Manuel lanzó su disco El vuelo de las mariposas, material que resume, hasta el momento, su carrera como pianista. También dice “estoy en la parte educativa de mis libros. Tengo mis alumnos particulares y ahorita más bien estoy por abrir un programa de piano justamente en la librería Carlos Fuentes que es un programa abierto al público, gratuito donde vamos a dar clases de piano utilizando mis libros para aprender”.

La idea es que el curso fuera presencial, pero ahora por el tema de confinamiento, se está discutiendo se pueda llevar a cabo en línea. Dijo, eso lo estará anunciando a través de sus redes sociales.

Por último, el lagunero, invitó a conocer su concepto que expresó “la música que yo hago es obviamente para piano pero más que eso, es música universal porque no tiene letra y yo siento que ahorita de todo este tema que estamos atravesando siento que la gente está buscando experiencias nuevas, está buscando un sentido distinto a las cosas, entonces aprovechando eso yo creo que esta música pues puede tener un impacto distinto a lo que hay que eso siempre para mí ha sido una oportunidad”.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA