04 de julio de 2020 notifications search
menu
Meta

Guillermo Almada quiere un Santos Laguna agresivo

El técnico de los Guerreros dice que el estilo no cambiará

AARÓN ARGUIJO-AGENCIAS
lunes 29 de junio 2020, actualizada 10:57 am

El estilo de juego de los Guerreros no cambiará, así lo reveló Guillermo Almada, técnico de Santos Laguna, quien habló sobre varios temas, entre ellos la sensible baja del mediocampista Brian Lozano, pieza fundamental en el equipo que dirige el charrúa.

"Es lo que nos gusta, darle espectáculo a la gente, tratar de salir a ganar, buscar el arco de enfrente; un equipo agresivo es muy importante, así que más allá de unas bajas que hemos tenido y algunos muchachos que se han incorporado, la identidad intentamos que sea la misma, obviamente mejorando algunas cosas o ir incorporando algunas cosas nuevas en nuestro juego", mencionó el uruguayo.

DURO GOLPE

Almada lamentó la jugada entre Brian y Adrián Lozano, que derivó en la fractura de tibia y peroné del uruguayo, mientras que el canterano también salió con una lesión.

"Lamentablemente sucedió eso, es una de las cosas más feas que me ha tocado vivir en mi carrera, Brian llevó la peor parte y es una baja muy grande para nosotros, sobre todo desde el punto de vista humano, porque él aporta la picardía en los entrenamientos y en la convivencia, y de jugador de futbol lo conocemos todos. Conociéndolo se va a recuperar rápidamente, y con el otro Lozano (Adrián) sufrimos una baja de menos tiempo; son dos elementos muy importantes para todo el andamiaje futbolístico, pero lo más importante para nosotros es perderlos un tiempo como personas.

"Fue una jugada lamentable, un accidente que sucede una vez cada muchísimo tiempo. Futbolísticamente es una baja muy importante para nosotros, porque era uno de los jugadores (Brian Lozano) más determinantes de la Liga y aporta muchísimas cosas, por eso había muchos intereses de clubes por él", expuso.

DURA PRETEMPORADA

Estos días los Guerreros llevan a cabo una dura pretemporada en un aislado centro de alto rendimiento, ubicado en Monterrey, Nuevo León.

"Es una etapa dura para ellos porque demanda mucho esfuerzo, muchísimo trabajo, vamos a tener muchos entrenamientos a triple jornada y es una etapa muy importante, porque es lo que nos va a ayudar a sostener una intensidad y un ritmo de juego", comentó Almada.

Mencionó el técnico que los Guerreros apuntan a los primeros lugares de la clasificación para el próximo torneo, y que está satisfecho con el equipo.

"Estamos conformes con el grupo que tenemos, vamos a intentar ser protagonistas y pelear por las primeras posiciones. Tenemos que ir a más, ya tenemos un año de trabajo y podemos incorporar algunas cosas nuevas. La idea ahora es hacer una buena pretemporada y apuntar a las primeras posiciones, este club tiene que estar peleando el campeonato cuando termine la temporada".

SOBRE EL VIRUS

Las instalaciones ubicadas cerca de El Barrial, lugar de entrenamiento de los Rayados, permiten a los Guerreros mantener distancia no solamente durante los entrenamientos, sino también en el descanso, lo que significa un gran alivio para el equipo más afectado por COVID-19 en toda la Liga MX. Si bien los jugadores Albiverdes resultaron positivos, se mantuvieron asintomáticos y ello fue otra razón de regocijo para el cuerpo técnico, aunque no es motivo para bajar la guardia y relajar las precauciones, lo sabe bien Almada, quien fue uno de los afectados por el virus.

"Con esta pandemia descubrimos que debemos dar pasos cortos pero seguros y la prioridad tiene que ser la salud de todos. Nuestras instalaciones son una bendición, tenemos un lugar privilegiado para entrenar, un complejo de cinco canchas que nos da espacio para separar a los futbolistas y no mezclarnos", dijo. "Tenemos un protocolo conjunto a la parte sanitaria del equipo y del gobierno. La primera medida era hacer las pruebas de coronavirus y cuando salieron los positivos fuimos transparentes, lo dimos a conocer de manera frontal, no lo ocultamos, todos fueron asintomáticos y gracias a Dios se han recuperado", agregó el uruguayo.

¿CÓMO SE CONTAGIÓ?

Guillermo Almada, de 54 años, acumula 33 partidos de Liga y liguilla con Santos desde abril del 2019 que llegó a esta institución. Alcanzó los cuartos de final en el Apertura 2019 y ahora asegura que ha trabajado en lo mental con sus jugadores. Él mismo pasó por la crisis psicológica de saberse infectado por el COVID-19, pero ya la ha superado e insiste en que no sabe cómo fue que lo contrajo: "no tengo idea cómo habrá sido el contagio, estuve en casa, guardé la cuarentena a rajatabla porque mi mujer es médico y sabe las formas de llevar con cuidado las prevenciones. Aún así en mi hogar fui el único positivo, entonces creo que se resume a que esta enfermedad es traicionera", explicó.

Finalmente, el técnico defendió el sistema del futbol uruguayo en el que Almada fue jugador de 1985 a 2007 en equipos como Wanderers, Defensor y Fénix y a partir de 2009 dirigió al Tacuarembó y el River Plate, además de asegurar que los jugadores sudamericanos tienen más ambición que los mexicanos: "se trabaja desde la adolescencia por la necesidad de salir al extranjero debido a las limitaciones económicas. Uruguay es un país exportador porque sus instituciones viven de las transferencias; ahí el futbol es el deporte madre, cualquier niño desde los 3 años va a estar con la pelota pegada. Los futbolistas uruguayos son más ambiciosos por las dificultades que viven", sentenció.

18

VICTORIAS

7 empates y 8 derrotas es la marca de Almada

en juegos de Liga y liguilla con Santos.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA