25 de noviembre de 2020 notifications search
menu
México

¿Por qué CDMX sigue en naranja pese alza de hospitalizaciones por COVID?

Hugo López-Gatell dio una respuesta sobre esta situación

EL UNIVERSAL
domingo 22 de noviembre 2020, actualizada 9:04 am

La Ciudad de México se ha mantenido varias semanas en naranja en el semáforo epidemiológico de COVID-19 pero ahora está "en el límite" de pasar al rojo, de acuerdo con el más reciente reporte del gobierno local.

Las hospitalizaciones han incrementado y ahora se tiene una ocupación mayor al 50% en los nosocomios que reciben a los pacientes de coronavirus.

En eso contexto de alerta, ¿por qué la capital del país sigue color naranja, aunque está al borde del rojo, tono que significa máxima alerta?

Hugo López-Gatell dio una respuesta sobre esta situación en la Ciudad de México.

Primero, López-Gatell recordó que el semáforo epidemiológico es un instrumento objetivo para estimar el riesgo por COVID-19, que en el país ha causado la muerte a más de 100,000 personas en todo el territorio, y como tal, no es un instrumento que se pueda negociar.

"El semáforo covid no está sujeto a negociaciones", dijo el funcionario que encabeza la estrategia nacional para atender la epidemia. Gatell dijo que son las autoridades sanitarias locales las que toman las decisiones que consideren más convenientes, es especial para lograr un balance.?"Corresponde a las autoridades sanitarias estatales tomar las decisiones más convenientes para balancear la movilidad social, activar la economía y reducir los contagios", dijo en su conferencia de prensa del viernes pasado.

La jefa de Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, advirtió al anunciar el color naranja para la siguiente semana que la ciudad está en el límite.

"Estamos en el límite del semáforo naranja", declaró en conferencia de prensa. 

Comentó que hay 3 mil 427 camas de hospitalización usadas y en los últimos siete días aumentó en 200. Aseguró que las camas de hospitalización en hospitales COVID-19 tienen una ocupación mayor del 50%. 

De seguir así, dijo, a finales de diciembre se tendrá el nivel de hospitalización como en mayo, cuando hubo mayores casos por COVID-19. Este sábado, la mandataria llamó a los jóvenes a no hacer reuniones y mucho menos en lugares cerrados.

"Mensaje a [email protected] jóvenes: Este año ha sido difícil, pero aún no es tiempo de reuniones. Está demostrado que en sitios cerrados ocurren la mayoría de contagios y con alcohol, las medidas sanitarias se relajan. Sé que estamos [email protected] del #Covid19 pero aún no podemos bajar la guardia", escribió en su cuenta de Twitter.

A esto se ha sumado el mensaje de la jefa de Gobierno de no bajar la guardia en el uso de crubrebocas, lavarse las manos y la distancia social.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA