20 de enero de 2021 notifications search
menu
EDITORIAL

Atroz

EDGAR SALINAS URIBE
martes 24 de noviembre 2020, actualizada 7:59 am


Compartir

60 mil personas fallecidas como consecuencia del COVID-19 sería un escenario "catastrófico" para México, según el relator oficial. Hace meses fue superada esa dolorosa cantidad. Mientras la cifra crece, crece y crece, la pregunta ha sido cómo denominar a los nuevos números. Pues bien, el 19 de noviembre pasado, al tiempo que la relatoría oficial informó que México ya contabilizaba poco más de 100 mil personas fallecidas, la oficina de la ONU en México publicó en su cuenta de twitter un breve posicionamiento ante la trágica cifra, textualmente dice: "Lamentamos la pérdida de más de cien mil vidas como consecuencia de la COVID-19 en México. Compartimos el dolor de las familias que han perdido a algún ser querido, a veces sin decir adiós. Junto podremos derrotar la pandemia."

Como si no fuera suficiente el mensaje, encabezaron su publicación con el siguiente comentario: "Lamentamos esa cifra atroz. Debemos recordar que nuestro futuro depende de la solidaridad como personas y como naciones". Entonces, ¿Cómo llamar a la cifra de vidas perdidas en México por esta pandemia? ¿Con qué palabra responder a una niña que, en el año 2040, pregunte cómo fue la pandemia por COVID-19 en México? La ONU ofrece la palabra que bien podría describir ahora, y para la historiografía de la pandemia en nuestro país, lo aquí ocurrido: atroz.

Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz.

Este adjetivo de cinco letras, que inicia con la primera letra del abecedario y termina con la que, precisamente, lo cierra, como si esa palabra contuviera todo, es definida en el Diccionario de la Real Academia Española como: "1. Fiero, cruel, inhumano. 2. Enorme, grave. 3. Terrible (muy grande). Hambre atroz. 4. Pésimo, muy desagradable. Aquel fue un día atroz." A la niña que pregunte en el año 2040 cómo fue la pandemia por COVID-19 en México, se le podrá contestar: atroz.

Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz. Atroz.

Y como la pena sigue, y los meses invernales no auguran noticias positivas en contagios y vidas que habrán de perderse, y a sabiendas que la pandemia en nuestro país ha sido y será atroz, es urgente actuar con ese principio señalado también en la misma publicación de la ONU: solidaridad, solidaridad, solidaridad, solidaridad, solidaridad, solidaridad, solidaridad, solidaridad, solidaridad, solidaridad, solidaridad, solidaridad, solidaridad, solidaridad, solidaridad, solidaridad, solidaridad, solidaridad, solidaridad, solidaridad, solidaridad, solidaridad… Porque la misma niña preguntará: ¿Y tú que hiciste?.

@EdgarSalinasU

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA