20 de enero de 2021 notifications search
menu
EDITORIAL

Tres falacias al equiparar el feminicidio y el homicidio

IRENE TELLO ARISTA
viernes 27 de noviembre 2020, actualizada 7:56 am


Compartir

Una de las formas que adquiere la violencia de género en nuestro país es la manera en que algunas autoridades minimizan e invisibilizan este problema. Este miércoles, en el marco del día internacional para erradicar la violencia contra la mujer, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que las causas detrás de los feminicidios y homicidios que ocurren en el país son la misma: la desintegración en las familias y la pérdida de valores. En este texto analizaré tres falacias detrás de este argumento para hacer patente la enorme diferencia que existe respecto a estos fenómenos violentos.

TASA DE FEMINICIDIOS POR CADA 100 MIL MUJERES

Una de las más claras diferencias entre el homicidio doloso y el feminicidio se puede ver al comparar las tasas de estos dos delitos por estados. Si las causas detrás de estos dos ilícitos fueran las mismas, tendríamos que ver que los estados que tienen las tasas más elevadas para homicidio doloso serían los mismos estados con las tasas más altas para feminicidio. Sin embargo, esto no es el caso. Por un lado, al analizar el homicidio doloso, los estados de Colima, Baja California, Chihuahua y Guanajuato tienen las tasas más altas, con 97, 80, 68 y 57 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes para 2019. Para poner esta información en contexto conviene señalar que El Salvador, el país con la tasa más alta para homicidios en el mundo tiene una tasa más baja que estos 4 estados con 52 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Sin embargo, al analizar las tasas de feminicidio la situación cambia ya que los estados de Morelos, Veracruz, Colima, Sonora y Nuevo León tienen las tasas más altas para este delito en 2019, con 3.8, 3.7; 2.8; 2.7; y 2.4 feminicidios por cada 100 mil mujeres respectivamente. Incluso considerando las cifras de 2020, los estados con mayor tasa de feminicidios difieren de los estados con mayor tasa de homicidios dolosos con excepción del estado de Colima.

FORMA EN QUE OCURREN LOS FEMINICIDIOS

Otra diferencia entre los feminicidios y los homicidios dolosos es la forma en que se cometen estos delitos. De las muertes violentas de mujeres que se clasifican como feminicidios, en 22% de los casos se utilizó un arma de fuego. Sin embargo, al analizar el mismo dato para los homicidios dolosos, en 71% de los casos se utilizó un arma de fuego, de acuerdo con el informe "Impunidad en homicidios dolosos y feminicidios", de Impunidad Cero. Aunque este dato es uno de los que más ha cambiado y cada año se observa cómo aumenta el porcentaje de mujeres asesinadas con armas de fuego, para el caso de los feminicidios esta cifra revela la enorme diferencia que existe entre el homicidio doloso y el asesinato de una mujer por cuestiones de género.

SUBREGISTRO E INVISIBILIZACIÓN

El último gran tema respecto a la diferencia entre los homicidios dolosos y los feminicidios tiene que ver con el subregistro y la invisibilización para el feminicidio. De acuerdo con la CNDH, es mucho más probable que la muerte de una mujer sea clasificada como homicidio culposo que la de un hombre. Esto implica que muchas muertes de mujeres son clasificadas como accidentales y no intencionales, lo cual nos habla de la falta de perspectiva de género entre los funcionarios que investigan y sancionan estos delitos. Otro tema tiene que ver con el subregistro del delito; al analizar las muertes violentas de mujeres con los feminicidios por estados, vemos que hay estados que tan sólo clasifican como feminicidios menos del 10% de estos delitos, como Guanajuato, Michoacán y Guerrero, lo cual nos indica la renuencia de autoridades por investigar estos delitos por razones de género.

Todo homicidio es condenable y merece justicia. Sin embargo, negar la diferencia abismal que existe entre un homicidio doloso y un feminicidio aleja a las autoridades de generar diagnósticos y políticas públicas necesarios para prevenir, investigar y no dejar que estas muertes queden impunes. Invisibilizar y negar la violencia de género también es violencia.

Twitter: @itelloarista
TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA