20 de enero de 2021 notifications search
menu
Torreón

Pandemia acelera casos de depresión en Coahuila y Durango

Durango triplica la incidencia de Coahuila en los nuevos casos de depresión

ANGÉLICA SANDOVAL / EL SIGLO DE TORREÓN
lunes 30 de noviembre 2020, actualizada 8:15 am

Compartir

En el contexto de la pandemia por COVID-19 se aceleró el número de casos nuevos de depresión en el país y Durango triplica la incidencia de este trastorno mental que registra Coahuila, siendo las mujeres las más afectadas, sobre todo si se considera que este sector de la población en la actualidad está asumiendo una gran parte de carga en el hogar tras el confinamiento y la interrupción de la educación presencial para niños y niñas.

En la semana epidemiológica número 11, que comprende del 8 al 14 de marzo, el estado de Durango tenía un registro de 836 casos nuevos de depresión (209 hombres y 627 mujeres) mientras que en la semana epidemiológica número 46 que abarca del 8 al 14 de noviembre, la entidad reportó 3,099 casos (823 hombres y 2,276 mujeres). Esto significa que durante la emergencia sanitaria que ya se extendió por nueve meses, en Durango se detectaron a 2,263 personas con depresión, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastorno del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

Puede hacerse crónica o recurrente y dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo y la capacidad para afrontar la vida diaria. En su forma más grave, puede conducir al suicidio y si es leve, se puede tratar sin necesidad de medicamentos, pero cuando tiene carácter moderado o grave se pueden requerir fármacos y psicoterapia profesional, señala la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En Coahuila del 8 al 14 de marzo se registraron 294 nuevos casos de depresión (64 hombres y 230 mujeres) mientras que del 8 al 14 de noviembre, el estado acumuló 937 casos (214 hombres y 723 mujeres). Esto quiere decir que durante la pandemia por el virus SARS-CoV-2, hubo 643 personas que fueron detectadas con depresión.

A nivel nacional, en la semana epidemiológica número 11 se identificaron 23 mil 222 nuevos casos de depresión (6,109 hombres y 17 mil 113 mujeres) mientras que en la semana epidemiológica número 46 la cifra ascendió a 73 mil 994 (20 mil 209 hombres y 53 mil 785 mujeres). Esto significa que durante la pandemia se identificaron 50 mil 772 nuevos casos más.

AUMENTA DEMANDA DE ATENCIÓN

La OMS explica que los servicios de salud se están viendo perturbados por la COVID-19 en el 93% de los países del mundo en tanto que aumenta la demanda de atención en salud mental. La organización ha señalado anteriormente el problema crónico de la financiación del sector de la salud mental e indica que antes de la contingencia sanitaria, los países destinaban menos del 2% de sus presupuestos nacionales de salud a la salud mental y tenían dificultades para responder a las necesidades de sus poblaciones.

Ahora, el problema se ha agravado pues con motivo de la pandemia se ha incrementado la demanda de servicios de salud mental. El duelo, el aislamiento, la pérdida de ingresos y el miedo están generando o agravando trastornos de salud mental. La OMS advierte sobre el mantenimiento de los servicios esenciales, incluidos los de salud mental durante la COVID-19 destinadas a países, a los que recomienda asignar recursos a la atención de la salud mental en el marco de sus planes de respuesta y recuperación.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA