23 de enero de 2021 notifications search
menu
Ciencia

Pulmones de pacientes COVID-19 tardarían hasta tres meses en recuperarse

Una afectación presentada en pacientes graves

EL UNIVERSAL.-
miércoles 02 de diciembre 2020, actualizada 8:42 am

Compartir

Un estudio reciente elaborado por la Universidad de Radboud, de Países Bajos, ha dado a conocer que el tejido pulmonar de personas que se enfermaron gravemente de COVID-19 tarda en estar bien hasta tres meses después de la recuperación de la enfermedad. El neumólogo Bram van den Borst fue quien encabezó esta investigación analizando los casos de 124 pacientes que ingresaron a la unidad de cuidados intensivos.

Para llevar a cabo el estudio es que se examinó a los enfermos con una tomografía computarizada, una prueba funcional pulmonar, así como otras herramientas, además que se le dio seguimiento tras la sanación, dándose cuenta tras un balance que el tejido pulmonar se recuperaba favorablemente luego de tres meses.

El estudio se ha publicado en la revista especializada Clinical Infectious Diseases, en el que se destacó la recuperación de los pacientes ingresados a la UCI del hospital, en contraste con aquellos casos tratados por un médico de cabecera. De acuerdo con los resultados difundidos en un comunicado, luego de ese período algunos de las afecciones más recurrentes en las personas que padecieron COVID-19, enfermedad ocasionada por el coronavirus SARS-CoV-2, son la fatiga, la dificultad para respirar y los dolores en el pecho.

"Los patrones que vemos en estos pacientes muestran similitudes con la recuperación después de la neumonía aguda o el síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), en las que se acumula líquido en los pulmones", dijo Van den Borst.

"La recuperación de estas condiciones también suele requerir mucho tiempo. Es alentador ver que los pulmones después de las infecciones por COVID-19 exhiben este nivel de recuperación", añadió el experto.

Respecto a los grupos de pacientes remitidos y los ingresados, el experto indicó que al parecer hay un subgrupo en el que pacientes que experimentaron síntomas leves de COVID-19 padecieron algunos dolores a largo plazo. "Lo sorprendente es que apenas encontramos anomalías en los pulmones de estos pacientes. Considerando la variedad y gravedad de las quejas y el tamaño plausible de este subgrupo, existe una necesidad urgente de realizar más investigaciones", indicó.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA