18 de enero de 2021 notifications search
menu
Mundo

Fallece el abogado cubano Osvaldo Soto; tenaz luchador contra la discriminación

Es recordado por su lucha contra la ordenanza de 'Solo inglés' en el condado Miami-Dade

EFE
miércoles 13 de enero 2021, actualizada 11:35 am


Compartir

El exiliado cubano y defensor de la no discriminación en el condado Miami-Dade, Osvaldo Soto, falleció en esta ciudad del sur de Florida a los 91 años.

 

Según informó este miércoles el diario Miami Herald, Soto falleció el pasado sábado por causas naturales.

 

Soto es recordado por su lucha contra la ordenanza de "Solo inglés" vigente en el condado Miami-Dade para todos los actos y documentos oficiales durante la década de 1980, y que él combatió, entre otros, oficiando matrimonios en español al aire libre en el barrio de la Pequeña Habana.

 

A través de la Spanish-American League Against Discrimination (SALAD) logró finalmente que la medida fuera revocada en 1993.

 

El exiliado cubano, que fue presidente de la Asociación de Abogados Cubanoasmericanos (CABA, en inglés), fue un férreo defensor de la comunidad hispana y de las minorías en Miami y, entre otros, potenció la promoción de agentes de estas minorías en los departamentos de policía.

 

Asimismo, abogó porque la CABA no estuviera integrada solo por cubanoamericanos.

 

Nacido en La Habana, Soto estudió leyes junto a Fidel Castro, a quien se unió en la revolución que derrocó a Fulgencio Batista en 1959, para luego decepcionarse del rumbo que tomó el líder y exiliarse en Miami.

 

En esta ciudad, se unió en 1960 a la Brigada 2506 que un año después fue parte de la fracasada invasión a la Bahía de Cochinos, en el suroeste de Cuba, de la que retornó ileso a Estados Unidos.

 

Posteriormente Soto se dedicó a la enseñanza en los estados de Wyoming y Virginia, y hasta fue profesor en la Universidad Estatal de Iowa, para luego regresar a Florida a mediados de la década de 1970 y lograr obtener su licencia de abogado.

 

Por ese entonces, Miami-Dade se había declarado bilingüe y ofrecía documentos oficiales en español e inglés, una política que se acabó tras la crisis de Mariel de 1980 y que derivó en la ordenanza de "Solo Inglés", aprobada por los votantes, y que Soto combatió hasta su revocación.

 

A Soto le sobreviven su esposa, Bertila Soto, de 82 años, y sus hijos Bertila Soto, Osvaldo Nestor Soto Jr., Eduardo Soto, y Rick Soto.

 

El cuerpo se velará la tarde de este miércoles en Caballero Rivero, en Westchester, y el entierro se desarrollará el día jueves.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA