28 de septiembre de 2021 notifications search
menu
Saltillo

Ante falta de recursos, suspenden programa psicológico para agresores en Saltillo

Solo se mantienen las atenciones a mujeres violentadas

PERLA SÁNCHEZ/EL SIGLO DE TORREÓN
viernes 19 de marzo 2021, actualizada 6:24 pm

Compartir

La asociación Luz y Esperanza en Saltillo informó que debido a la falta de recursos en la asociación, durante el año 2020 fueron suspendidas las atenciones que se daban a varones que eran parejas de las víctimas de maltrato, por lo que solo se mantienen las atenciones a mujeres violentadas.

De acuerdo a Rosa María Salazar, directora del organismo, por el momento solo se atienden a mujeres que sufren violencia.

Explicó que este programa inició en el año 2006 y cerró el año pasado en 2020 a raíz de la pandemia y la falta de recursos.

El programa se realizaba bajo un modelo de San Francisco,California que se llamaba Trabajando en la violencia masculina.

“Ya no les damos atención. Había un psicólogo que se estaba haciendo cargo y que por el asunto de la pandemia se tuvo que suspender ya demás no hay recurso para poderle pagar”, dijo.

Explicó que las atenciones de este tipo se daban a varones que eran pareja de las víctimas de violencia y que buscaban lidiar con su agresividad a través de procesos terapéuticos.

Indicó que en el último año se tuvo un grupo de cinco hombres, los cuales ya no son atendidos.

La directora indicó que los talleres de masculinidad son para que éstos reconozcan los grados de violencia que ejercen y conozcan las consecuencias.

Por otro lado recordó que fue en el año 2020, que cambio el número de atenciones a mujeres violentadas, pues mientras que en años anteriores se recibían más mujeres en los meses de mayo y junio, en la pandemia, se registró mayor número al inicio de la cuarentena.

“Nuestra curva de ingresos era de mayo a septiembre y con la pandemia se modificó, pues en los meses de menor incidencia como enero febrero y marzo fue cuando hubo más”, dijo.

Señaló que el año pasado se tuvieron 34 mujeres refugiadas, mientras que la capacidad era de 27 mujeres con sus familias.

“Las mujeres que acuden al refugio son las de mayor violencia acumulada de muchos años, temores, o amenazas de muerte”, resaltó.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA