13 de junio de 2021 notifications search
menu
Meta

Alarma en los Ángeles

El Espacio de Cerpa

RODOLFO CERPA ROBLES
jueves 13 de mayo 2021, actualizada 11:04 am


Compartir

En un abrir y cerrar de ojos, el pasado domingo los actuales campeones del béisbol como son los Dodgers, se colocaron como el segundo peor equipo de la temporada solo por encima de los Tigres de Detroit después de haber iniciado la campaña a tambor batiente y en el que, hasta hace poco, seguían siendo considerados nuevamente como favoritos para obtener el título del “clásico de otoño” pero de repente, se les metió los años de frustración donde, hasta ayer miércoles, se encontraban a tres juegos de distancia de los líderes de división como son los Gigantes de San Francisco y que es indudable, a ningún aficionado del equipo de Dave Roberts, le parece agradable ver a los de la bahía en la parte alta y lo peor del caso, tener un poco más arriba a los Padres con los que ya se está teniendo una pelea peor que los candidatos en campaña.

En el año 2019 en una de las visitas de los Cachorros a Chávez Ravine, el cronista ya retirado de la cadena ESPN Fernando Álvarez quién se encontraba en los comentarios de ese día, dijo algo que nunca se me olvidó cuando en una acción a la defensa de los Dodgers, Kike Hernández que ahora anda derrochando talento con los Medias Rojas, hizo una jugada de otra galaxia a lo cual, el narrador mencionó: “Kike Hernández juega cada partido como si fuera día del niño” a lo que llegue a pensar de que el puertorriqueño sentía el béisbol como un chamaco o que el boricua sabía que había niños en las gradas y por esa razón, daba su máximo esfuerzo.

Y prácticamente en la serie por el título de la Liga Nacional del año pasado que se jugó en una burbuja en Arlington cuando los Bravos casi tenían en la lona a Los Ángeles, el multi-usos jugador de la Isla del Encanto, prendió la mecha para resurgir a los ahora campeones y nada más de ver la forma como celebró el cuadrangular que resurgió a los Dodgers, nunca pensé que lo fueran a cambiar por lo que ahora, lo han de extrañar al igual que a Joc Pederson quién se enfundó esta temporada con la escuadra de los Cachorros.

Y muy cerca de allí, ya ha pasado casi una semana desde que los Angelitos sorprendieron al mundo del béisbol al designar al futuro miembro del Salón de la Fama Albert Pujols para su asignación, varios meses antes de que expirara su contrato de 10 años y $ 240 millones en un final profundamente poco ceremonioso para una superestrella de nivel interno y donde muchos se han preguntado si hemos visto lo último de este extraordinario pelotero que verdaderamente, es uno de los mejores jugadores de béisbol que jamás haya existido.

Pero desde entonces, no ha existido más que silencio y nada de los equipos que dicen que no tienen espacio para él (salvo que los Medias Blancas se excluyan públicamente, gracias a Yermín Mercedes), nada de Pujols, nada en absoluto y si no ha dicho que ya colgara los guantes, entonces pensamos que todavía quiere jugar a lo cual viene la incertidumbre ¿qué está pasando?

Vale la pena señalar que, si bien Pujols ya no encajaba con el equipo de Joe Maddon, con todos los turnos al bate que tuvieron que hacer malabarismos entre él, Shohei Ohtani y Jared Walsh, hay equipos que podrían funcionar un poco mejor donde tal vez, requeriría que Pujols ya no exija que sea un jugador de todos los días, un escollo polémico que claramente fue un problema en Anaheim.

Pero si pudiera aceptar un papel diferente y aún quiere perseguir esos batazos que ha estado buscando (y tal vez intentar ganar una tercera Serie Mundial), hay opciones para él.

Rodolfo Cerpa Robles // [email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA