26 de septiembre de 2021 notifications search
menu
Cultural

La 'contra-dicción' en el acto poético

Luis Armenta Malpica resultó ganador del Premio de Poesía Minerva Margarita Villarreal

SAÚL RODRÍGUEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
viernes 21 de mayo 2021, actualizada 9:23 am


Compartir

Desde hace tres años, el poeta Luis Armenta Malpica había gastado tinta en confeccionar un proyecto que se alejase de sus anteriores obras llenas de metaliteratura y referencias extraliterarias.   

Sin embargo, la reflexión del proyecto es más longeva y surgió tras leer el poemario Acta del Juicio del estadounidense Edgar Lee Masters. 

“Me fascinó ese proyecto de que, como él era abogado, abordaba las cosas a partir de un juicio”.

La voz de Luis Armenta Malpica, ganador del Premio Iberoamericano de Poesía Minerva Margarita Villareal 2021 por su proyecto [Contra] Dicción, afirma en entrevista telefónica, que él mismo decidió enjuiciar el lenguaje, pero esta nueva idea también se cruzaba con otra donde el capitalino tomaba al fútbol como materia de sus versos.

“Hice una mezcla que surgió con el tiempo, con las revisiones y se inserta con cierto parentesco... digamos del tiro de penal con la penal, en el aspecto carcelario, con los elementos del juicio”.

Los dos proyectos se fueron hilando hasta formar uno solo, tras encontrar cierta línea de flexibilidad.

“En el último año me di a la tarea de revisarlo bastante, porque eran dos proyectos de tiempos distintos y también de temáticas distintas, de allí viene la invención”.  

En su trabajo, el poeta juega con la temática de los contragolpes y sitúa al hombre como contrario de sí mismo. Además, añade la contradicción de la palabra dicción; es decir, la manera en cómo se aborda la palabra y se genera la comunicación. 

ESTRUCTURA

[Contra] Dicción se compone de tres apartados. El primero es El conjunto de los hechos, que alude a una cuestión de corte legal.

“Son varios poemas que trabajan esta cuestión del juicio, pero que intentan también ciertos elementos de aproximación al fútbol, sobre todo desde mi niñez”.

La segunda sección es bautizada como Antecedentes [Penales]. Toma el rubro de los antecedentes penales, pero también el del tiro penal. 

“Es un poema largo, sobre todo, que es el penal, con 11 momentos que son los 11 pasos antes del disparo. Aquí juego con la cuestión del thriller, porque hay un elemento al que se mata o asesina, que es justamente el lenguaje, el poema o el poeta”.

Finalmente, está A-parte, donde el autor juega con la obra musical del compositor Arvo Pärt, aunado a la cuestión que se complementa en los juzgados.

“Allí hago otro tipo de poemas mucho más cercanos: hablan de las cuestiones del padre, que me ha perturbado desde la muerte de mi padre hace años. Siguen saliendo poemas hacia él y entonces lo completé con esta sección”.

SATISFACCIÓN

La creación de Luis Armento Malpica busca innovar constantemente, pues trata de que cada libro nuevo sea distinto a los anteriores.

“Es una cuestión de orgullo sacar un libro que tiene constantes con mis obsesiones, pero que no se parece a lo que había trabajado anteriormente, que me escapo bastante de los referentes literarios, pero sobre todo, como reto, porque si algo me he propuesto y lo he logrado, es no hacer un libro todo el tiempo”. 

Menciona que constantemente se reta en dirección a un libro distinto, casi ensayístico sobre la palabra y lúdico al momento de abordad la diversidad textual o sexual. 

Precisamente, el también director de Mantis Editores encamina sus próximas letras hacia el género del ensayo. Su anterior libro, Enola Gay (2020), lo dejó cansado al ser una obra muy emocional. Al contrario, [Contra] Dicción supone un proyecto más reflexivo y le ha esclarecido el paisaje para dar el siguiente paso. 

“Ahora lo que pretendo hacer es meterme más al mundo del ensayo. Esas mismas cosas del poemario, las quiero trabajar pero desde el ensayo. Entonces, desde tiempo atrás, he estado revisando algunos ensayos que tengo pendientes, he estado dedicando más tiempo a dar talleres y me estoy encaminando al ensayo, que es lo que quiero escribir por ahora. Si me lo permite la poesía, voy a dejarla de lado para hacer una reflexión más crítica acerca de lo que se está escribiendo, tanto en México como en la literatura norteamericana”.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA