28 de octubre de 2021 notifications search
menu
Saltillo

Puente Internacional continúa cerrado

Hasta el momento no se sabe cuándo se reanudarán las actividades en el cruce fronterizo

RENÉ ARELLANO
domingo 19 de septiembre 2021, actualizada 9:22 am

Compartir

Considerado como un hecho inédito en la historia reciente del puerto fronterizo entre las ciudades de Acuña en Coahuila y Del Río en Texas, el Puente Internacional se mantiene cerrado tanto para el tránsito particular como para el cruce de mercancías.

Cabe mencionar que la decisión de cerrar dicha infraestructura la tomó la Aduana y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), derivado de la gran cantidad de migrantes en tránsito que han llegado a Del Río y que permanecen acampando en la parte inferior del puente y en la zona conocida como La Cortina. Actualmente estiman que hay más de 12 mil personas en dicho cruce fronterizo.

El cierre de operaciones del puente ocurrió el viernes a las 18:00 horas, aunque al mediodía se cerró por un lapso de 10 minutos y luego se reanudaron sus actividades, pero desde la tarde del viernes permanece cerrado inclusive para los peatones;personal de la CBP se ha concentrado en atender y elaborar los procesos de los miles de migrantes que han llegado, la mayoría de ellos originarios de Haití.

Hasta el momento las autoridades norteamericanas no han definido por cuánto tiempo permanecerán cerradas las operaciones en el Puente Internacional, situación que tendrá un fuerte impacto en el comercio internacional y particularmente en la vida cotidiana que comparten ambas ciudades, pues quienes deseen cruzar a Del Río o Acuña, deberán hacerlo por los puentes Internacionales de Piedras Negras.

IMPLEMENTAN ESTRATEGIA PARA ATENDER MIGRANTES

El departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos implementó una nueva estrategia para atender la situación que se vive en Del Río, Texas, ante el aumento de migrantes.

El Departamento de Seguridad Nacional detalló que dicha estrategia consta de seis puntos claves y van desde el aumento de agentes de la Aduana y Protección Fronteriza (CBP) y el incremento de las deportaciones hacia Haití.

El primero de los puntos es que en las aproximas 24 a 48 horas, CBP enviará a 400 agentes y oficiales al sector de Del Río para mejorar el control del área.

Otro se refiere a la coordinación entra la Patrulla Fronteriza con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas y la Guardia Costera para realizar operativos para trasladar a los migrantes a otros puntos de procesamiento.

Cómo tercer punto, se informa que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su siglas en inglés) utilizará transporte adicional para acelerar las deportaciones y aumentar la capacidad de los vuelos a Haití y otros destinos.

En el punto cinco se indica que la DHS realiza acciones humanitarias urgentes con aliados a nivel federal, estatal y local para reducir el hacinamiento y mejorar las condiciones de los migrantes en suelo estadounidense. Finalmente, se advierte que la Casa Blanca ha ordenado trabajar con los gobiernos de Haití y otros gobiernos regionales para dar asistencia y apoyo a los repatriados.

Las autoridades norteamericanas refieren que la mayoría de los migrantes continúan siendo expulsados bajo el Título 42 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y, aquellos que no puedan ser expulsados bajo el Título 42 y no tengan una base legal para permanecer, llevarán a cabo procedimientos de deportación acelerada.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA