04 de diciembre de 2021 notifications search
menu
EDITORIAL

La escalera

SEXTANTE

FEDERICO REYES HEROLES
martes 19 de octubre 2021, actualizada 7:42 am


Compartir

Todo era tan sencillito. Perforar un pozo es igual que mover un dedo. ¿Tecnologías, para qué? ¿Pandemia?, con un escapulario basta. Para la corrupción una escoba y, ciencia de ciencias, barrer de arriba hacia abajo. Así nos fue.

Me tocó en suerte, allá por 1999, fundar Transparencia Mexicana, el capítulo nacional de Transparency International, la organización pionera en el mundo en el tema de la corrupción que dio curso al tema. T.I., como se le denomina, llegó a tener alrededor de 100 capítulos nacionales. Fue Peter Eigen, un abogado alemán, fornido, de gran humor y mayor seriedad, que había trabajado para el Banco Mundial muchos años, quien tuvo la visión y fundó T.I. Viajero incansable, en sus encargos visitó todo el mundo. Hablaba con jefes de estado, altos funcionarios, empresarios, jueces, fiscales, para así profundizar en el muy complejo fenómeno: leyes, sanciones, competencia, cultura, todo está involucrado. Para comenzar Peter concluyó que la corrupción debía salir del "closet" del lenguaje diplomático que lo ignoraba. Alto factor "C" era la forma para referirse a un país con graves problemas de corrupción.

Cuando James Wolfensohn presidió el Banco Mundial, la relación entre ambos se volvió muy estrecha. Por cierto, los dos tocaban el saxofón y Peter, alemán al fin, viaja con una flauta para hacer música (muzisiern) en sus ratos de soledad en los hoteles. Mi relación con Peter se volvió muy buena, en varias ocasiones me propuso incorporarme al Consejo de Transparency International, no acepté. Eran reuniones interesantísimas, pero mi quehacer es otro.

Cuando Peter venía a México yo regularmente pedía una cita con el presidente Fox, para charlar sobre el estado de la cuestión. Fue Fox el que impulsó la creación del IFAI, ahora INAI y el mandato de acceso a la información pública con los institutos locales. Se lo debemos a Fox, aunque hoy se olvide. De hecho, en una conspiración con Jorge G. Castañeda, canciller en ese momento, llevamos a Fox a Praga, a una reunión de Transparency para comprometerse con la comunidad frente a 1500 personas. Al interior de su gabinete había diferentes posiciones, por ejemplo Francisco Barrio, Secretario de la Contraloría y otros, creían, de buena fe, en la teoría de los "peces gordos": procesar a sujetos muy visibles como escarmiento social. Eigen siempre defendió -sustentado en diferentes países- que eso no ayudaba demasiado. Háganlo les decía, es su obligación, pero no crean que las cosas cambiarán. Observen la vida cotidiana, al trámite, a la ventanilla, a la afectación en los bolsillos de las familias, ahí está el quid.

Han pasado tres años y la simplista teoría de la escoba, ya demostró lo que es: una bobada demagógica. Hace unos días aparecieron los resultados del Índice de Estado de Derecho 2021 de The World Justice Proyect, una de las organizaciones más sólidas en el estudio de la legalidad y la solvencia institucional de los países. La verborrea sobre el combate a la corrupción como el gran eje de la 4T, no sirve de nada, México cae abruptamente. Ocupamos el poco honroso lugar 113 de 139 países y el 27 de 32 de América Latina, o sea, estamos en el sótano. El peor desempeño se da en "ausencia de corrupción" definida como el uso del poder público para fines privados: lugar 135. En "orden y seguridad", que registra si el crimen está controlado, estamos en el lugar 130 a nivel mundial y 30 de América Latina, sólo nos "ganan" Haití y Venezuela. En "justicia penal", que analiza la eficacia en la aplicación de sanciones, estamos en el lugar 129, caminando por las cloacas del mundo. Todo ha empeorado. Lo único que recibe una calificación más o menos digna -lugar 43 a nivel mundial y 7 en América Latina- es transparencia y rendición de cuentas, o sea el resultado del acceso a la información de Fox.

A mayor corrupción, mayor injusticia. ¿Primero los pobres? Síganle con Lozoya y los Salgado. Síganle bajando la escalera, ya falta poco para llegar… al infierno.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA