04 de diciembre de 2021 notifications search
menu
Mundo

Estados Unidos no someterá a Julian Assange a un régimen carcelario extremo si es extraditado

Se encuentra en Reino Unido y sería juzgado por las revelaciones de su portal WikiLeaks

EFE
miércoles 27 de octubre 2021, actualizada 11:13 am

Compartir

El Gobierno de Estados Unidos garantizó este miércoles que no impondrá a Julian Assange un régimen penitenciario especialmente restrictivo si es extraditado desde el Reino Unido para ser juzgado por las revelaciones de su portal WikiLeaks.

 

El fiscal británico James Lewis, en representación de la Justicia estadounidense, enumeró cuatro "garantías diplomáticas" sobre el tratamiento que recibiría Assange, al recurrir ante el Tribunal Superior de Londres un fallo del 4 de enero que denegaba la entrega del periodista por riesgo de suicidio.

 Ver más: Los simpatizantes de Julian Assange piden su liberación en su 50 cumpleaños 

Lewis aseguró que el australiano de 50 años, imputado por 18 delitos de espionaje e intrusión informática, no sería sometido a "medidas administrativas especiales" (SAM, en inglés), como tener vetadas las visitas o la correspondencia, ni antes del juicio ni si fuera condenado, ni ingresaría en la cárcel ADX Florence de súper máxima seguridad en Colorado, a no ser que -matizó- posteriormente hiciera algo para merecerlo.

 

Además, Washington promete que, mientras estuviera bajo custodia, Assange, que sufre depresión y otras dolencias, recibiría el tratamiento psicológico adecuado y, en caso de condena, podría cumplirla en su país natal de Australia.

 

Lewis esgrimió como base de su recurso que, en su dictamen de enero, la jueza de primera instancia Vanessa Bareitser "se equivocó" en su interpretación del artículo 91 de la ley de extradición británica de 2003, que permite rechazar la entrega al Estado solicitante cuando la salud mental del procesado es tan mala que sería "injusto u opresivo" autorizarla.

 

El fiscal explicó que la magistrada basó su decisión en argumentos de testigos de la defensa de que el australiano podría quitarse la vida si, como veían probable, era sometido a condiciones carcelarias extremas en Estados Unidos.

 

Sin embargo, Lewis sostuvo que, para poder rechazar la extradición al amparo del artículo 91, el procesado debe presentar en ese momento riesgo de suicidio y "no en el futuro si se cumplen una serie de condiciones hipotéticas", como un presunto inaguantable régimen penitenciario.

 

En todo caso, indicó, las garantías ofrecidas ahora por Estados Unidos tumbarían el argumento de que estar encarcelado en ese país llevaría a un deterioro de la salud mental del informático.

 Ver más: Recurre EUA al fallo que impidió la extradición de Julian Assange 

La jornada de hoy ante el Superior estará centrada en la posición de la fiscalía, mientras que la defensa presentará sus alegatos contra el recurso el jueves, tras lo cual el tribunal emitirá su dictamen en una fecha por determinar.

 

Assange, con un aspecto algo desaliñado, siguió a ratos por videoconferencia el proceso desde la prisión londinense de alta seguridad de Belmarsh donde está en prisión preventiva, después de que su abogado, Edward Fitzgerald, avisara por la mañana de que no estaría presente porque le habían aumentado la medicación.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA