01 de diciembre de 2021 notifications search
menu
Famosos

Armando Palomas armará bohemia en Torreón

DANIELA CERVANTES
jueves 28 de octubre 2021, actualizada 6:42 am

Compartir

Dice que en cuanto arribe a Torreón se comerá un lonche, no recuerda la última vez que visitó la región pero está contento de volver. En esta tierra, comparte, nació uno de sus mejores amigos: Frino, letrista, músico y compositor.

El Palomas y su guitarra prometen a los laguneros una noche descarnada. El músico retornó al origen, en el que él y un instrumento de cuerdas secuestraba los escenarios para armonizar buenas bohemias en los lugares a los que acudía.

Por medio de una llamada, Armando Palomas explicó que el formato de sus actuales conciertos buscaron la raíz luego de experimentar la pandemia. "Por motivos de la pandemia decidí retomar los conciertos de una manera acústica, como cuando empecé hace muchos años, que comencé a tocar con la pura guitarra y así voy a tocar en Torreón. Estoy contento por eso, porque de alguna manera regreso a la raíz".

Se asume pesimista, no creyó que los show en vivo fueran a regresar; también es honesto, pues confiesa que la situación favoreció a su lado ermitaño. Estaba cómodo en su purgatorio (su estudio) soltando ideas, llenando hojas.

"Siempre peco de sincero y honesto, dije 'se siente muy bien regresar a los escenarios, pero honestamente yo estaría más cómodo en casa'. Porque me di un año sabático y en este año grabé dos discos y escribí un libro. Le agarré el gusto, de por sí soy un tipo ermitaño, no salgo, el bar lo tengo en casa, los amigos llegan a la casa y aquí es donde hacemos las bohemias. Entonces, me di cuenta de que estaba cómodamente instalado en casa, en mi purgatorio y estoy convencido de que me hace falta otro año sabático porque requiero el tiempo para seguir completando proyectos".

Al cuestionarlo si hay un Palomas antes y después de la pandemia, el melómano hidrocálido responde: "No, el Palomas es el mismo: con sus excesos, sus adiciones, con sus pasiones, con sus miedos, con sus tristezas, con sus demonios, el Palomas es el mismo. Es difícil que cambie la mentalidad de un animal de asfalto".

Él es el mismo, pero con ausencias. La pandemia, como a casi, tal vez, todos los individuos que habitan el globo, le arrebató la presencia de seres queridos. Lamenta profundamente que de alguna forma la muerte se halla normalizado.

"Si antes pensaba que la pinche puta vida dura un segundo, ahora creo que dura la mitad de un segundo. Por eso siempre he profesado la religión del hoy, vivir el día de hoy. Ahorita así estoy, viviendo y disfrutando cada momento del pinche día. Cada momento, desde que me levanto y abro los ojos, digo 'ya chingué, requiero un café', y quiero largarme a mi biblioteca donde me la paso entre libros, entre guitarras, entre recuerdos".

LO QUE SE ESPERA

Armando Palomas sabe que no es un artista de las masas, pero si de presencia. 25 años de trayectoria los respaldan. En casi 30 años de carrera ha confeccionado 27 materiales discográficos, entre ellos, un DVD documental y un L.P en Vinyl, de todos los materiales tres de ellos son de disco y literatura, donde el cantautor nos muestra su faceta de escritor o "escribiente" (como el mismo suele nombrarse), resaltando que todo fue editado de manera autogestiva e independiente.

Es prometedor, entonces, lo que se vivirá en Torreón. Palomas asegura que sus conciertos no tienen limite de tiempo, él solo se dejará llevar y cantará lo que le dicte su corazón.

"El hecho de irme con la pura guitarra acústica le da un toque mucho más íntimo a los shows. Incluso me da la oportunidad de platicar las historias de las canciones, me da la oportunidad de tener un contacto diferente con el publico, […] voy cantando lo que me va naciendo en este momento y por lo tanto esto hace que se viva un concierto más emotivo, íntimo y cercano. Voy a presentar por primera vez en Torreón canciones de La Suite Florencia que grabé en el encierro del 2020 y también de Crónicas Bizarras y Requintos de Calavera, que fue el título de mi primer libro al que le grabé un sountrack. Creo será un muy buen reencuentro".

Por último, el Palomas expresa que tiene un deseo: "esperemos que un día de estos mandemos a la chingada los cubrebocas". Se despide y cuelga el teléfono.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA