28 de noviembre de 2022 notifications search
menu
EDITORIAL

México quiere y necesita lentejas

EVERARDO MORENO CRUZ
lunes 03 de enero 2022, actualizada 7:44 am


Compartir

Es una tradición que el primer día del año se coman lentejas. Hacerlo es una creencia popular, para atraer hechos buenos y positivos en el año que comienza. Esta costumbre apareció en Roma, por ser de los primeros granos que se sembraban, y que por su forma redonda y un tanto plana, se podían parecer a las monedas. Por eso, afirmo que nuestro gran país quiere y necesita lentejas para que este sea mejor año que el anterior.

En principio, necesitamos que se avance de manera sensible y real en la seguridad que durante los tres años no ha tenido logros importantes que permitan afirmar que se ha progresado con una disminución importante en los delitos que diariamente se cometen.

El gobierno, con tristeza y preocupación, aceptemos, ha fracasado. El único logro importante es que quien fue el Secretario de Seguridad Pública, sea ahora gobernador de Sonora. México está urgido de obras importantes y útiles. Ya nos privaron de un aeropuerto que se encontraba con características competitivas a nivel internacional, y a cambio de eso, con erogaciones muy importantes, y que al final solo fueron útiles para satisfacer los deseos presidenciales, se construye uno lejano y mal comunicado, y sin proyección importante para el futuro.

Es necesario, asimismo, contar con inversiones extranjeras que reactiven la economía. Eso se logra no solo con invitaciones, sino con brindarle a los capitales foráneos, la seguridad de que se respetarán las reglas establecidas y que no corren riesgo las erogaciones que se hagan.

Lamentablemente, el actual gobierno, en nombre de una transformación que imagina útil, deja de cumplir compromisos suscritos, y se limita a indemnizar a los afectados, con perjuicio para ellos y para la economía nacional.

Se requiere también en el campo de la administración y procuración de justicia, se cumpla cabalmente con la ley, se respete el Estado de Derecho, y no se actúe respondiendo más a venganzas y razones personales. Da miedo y preocupa mirar por ejemplo el encarcelamiento de dos mujeres, cuya permanencia en la cárcel no es, por las razones conocidas, justificable.

Me refiero a Rosario Robles, vinculada con el caso de René Bejarano, tío del Juez que originalmente ordenó su detención, y a Alejandra Cuevas, privada de la libertad por una acusación apoyada en el personal interés del Fiscal General de la República.

Lentejas también para que instituciones como el Instituto Nacional Electoral, órgano que ha demostrado su utilidad para sustentar y avanzar en la consolidación de nuestra vida democrática, deje de ser atacado, y se amenace con su desaparición. Podría seguir dando razones de la necesidad de ese grano, como para que se respete a la Universidad Nacional Autónoma de México; se promueva la concordia y el esfuerzo conjunto de todos los sectores para buscar avanzar en los retos que tenemos que vencer.

Y con todo respeto, al Señor Presidente, a quien me refiero como lo hacía antes de serlo, le digo, Andrés Manuel no desperdicies toda la simpatía popular con la que llegaste y que ahora mantienes; úsala para convertirte en un líder de toda la población, no solo de quienes siguen creyendo en ti. Para finalizar, deseo reconocer que México comió lentejas para que fuera nombrado al frente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el doctor en Derecho Jesús de la Fuente Rodríguez.

Su presencia en esa responsabilidad, por su preparación y capacidad personal, como su conocimiento en esta materia, le aseguran un brillante desempeño. Por el país, enhorabuena.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

LO MÁS LEÍDO

1

2