26 de febrero de 2020 notifications search
menu
Sureste

Quitan talud en Ramos Arizpe por peligroso

Este formaba parte de un proyecto de embellecimiento de la ciudad, el cual tendría una inversión de 20 millones de pesos

ISABEL AMPUDIA / EL SIGLO COAHUILA / RAMOS ARIZPE
sábado 05 de septiembre 2015, actualizada 1:45 pm

A cinco años de que iniciaran las obras como parte del embellecimiento urbano que tendría la carretera Monterrey - Saltillo, frente a la empresa DeAcero y las cuales nunca se concretaron, las estructuras del talud que se colocaron fueron retiradas en el transcurso de la semana, ya que estas representaban un peligro para quienes transitaban por esta vialidad.

Al respecto el alcalde de Ramos Arizpe, Ricardo Aguirre Gutiérrez, manifestó que ya está limpio el tramo, pues incluso ya les habían hecho llegar algunas peticiones para remover las estructuras, pues además la corrosión prácticamente se las estaba comiendo, además del mal aspecto que deba a la zona.

"Lo que hicimos fue eliminarlos, guardarlos para después poder hacer lo propio legalmente, ya sea guardarlos, venderlos, o cambiarlos, y en un futuro poder tener algún proyecto que se pueda aplicar en esa zona. Fue en el transcurso de la semana cuando se retiraron, fueron seis estructuras que se quitaron y se ubicaron en las bodegas Capellania", señaló.

Indicó que para un nuevo proyecto, ya se revisan las cuestiones financieras para el próximo año, quizás en enero o febrero, ver o buscar la posibilidad de un nuevo proyecto, el cual sería distinto, posiblemente un concreto alanzado (como le llaman) o unas jardineras, lo cual aún se encuentra en estudio, pero podría ser una inversión de entre 800 mil y 1.5 millones de pesos.

"Estamos viendo el tema financiero porque con los recortes que vienen no sería la prioridad un proyecto de este tipo, la prioridad es seguir con despensas, aumentar el número de policías, ver el tema pensionario, y después ver este tipo de proyectos", aseguró.

Cabe recordar que la primera etapa de este proyecto inició en el 2010, durante la administración municipal de Ramón Oceguera, misma que anunció como una gran obra con una inversión de alrededor de 20 millones de pesos, en la que se contemplaba la remodelación de la explanada en honor a Miguel Ramos Arizpe, jardineras, una fuente en movimiento, y un recubrimiento de aluminio, así como la construcción del talud.

Una vez que concluyera la primera fase, se continuaría con la edificación de un muro con talud a lo largo de alrededor de un kilómetro, además de colocar jardineras, así como muros donde podrían colocarse pinturas en ambos lados, así como luminarias, las cuales brindarían una atractiva vista nocturna.

El proyecto inicial que era de 20 millones de pesos, se redujo a siete millones de pesos, por lo que muchos de los trabajos que se pretendían hacer se cancelaron, pero aún así jamás se concluyó la obra en su totalidad.

Sin embargo, además de transformarse en un peligro para quienes transitaban, también se convirtió en prácticamente un basurero.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA