30 de marzo de 2020 notifications search
menu
Salud

Comer menos y moverse más, ideal contra la obesidad

NOTIMEX
viernes 08 de enero 2016, actualizada 11:43 am

El aumento exponencial de actividades sedentarias relacionadas con los medios de comunicación en el hogar ha dado lugar al creciente problema de obesidad infantil que ha alcanzado dimensiones de pandemia, han señalado algunos especialistas.

En la revista especializada New England Journal of Medicine se expuso que actualmente en promedio los niños ven televisión tres horas al día, lapso que aumenta hasta seis horas y media si se combina con otros medios como celular y tableta, lo que aumenta el problema de obesidad infantil debido al sedentarismo.

De seguir así cuando alcancen la edad de 70 años, ellos habrán pasado el equivalente de siete a 10 años viendo la televisión. El estudio publicado añade que el niño estadounidense promedio pasa 900 horas al año en la escuela y mil 23 horas viendo la televisión.

Además casi la mitad de las familias con niños de entre dos y 17 años de edad tienen todos los medios de comunicación en el hogar, como reproductor de video, uno o más televisores, equipo de videojuegos y computadora.

El pediatra endocrinólogo David Geller, del Centro Médico Cedars-Sinai, indicó que los padres deben estar vigilantes de los problemas de peso para evitar que los menores de edad lleguen a desarrollar diabetes mellitus tipo 2.

Recomendó poner atención a los infantes que presentan un desajuste de altura/peso conforme a la tabla de crecimiento en el consultorio del pediatra, pues ya podrían estar en un nivel prediabético. El momento de intervención debe ser a los ocho o nueve años en los hombres y un año antes en las niñas.

Los infantes necesitan ayuda de los adultos para combatir este problema porque no tienen capacidad de iniciar y seguir un programa de control de peso, el cual es importante porque una niña o niño con sobrepeso a los 16 años tiene 75 por ciento de probabilidad de convertirse en adulto obeso.

“Si los padres quieren ayudar a un niño con sobrepeso, lo mejor que pueden hacer es que la prioridad familiar sea mejorar la calidad de vida para toda la familia. En pocas palabras, comer menos y moverse más y que ellos mismos sirvan de ejemplo al hacerlo también”, dijo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA