¿La violencia está en nuestras venas?

Claudia: lapsus y abrazo

La era de la confrontación